Los enfermeros advierten de que las mascarillas transparentes de PVC no protegen

La mascarilla ha sido utilizada por algunos "influencers"
La mascarilla ha sido utilizada por algunos "influencers"

El Consejo General de Enfermería (CGE) advirtió de que las mascarillas transparentes de PVC que llevan algunos “influencers” y famosos no protegen frente a la Covid-19 y, por lo tanto, “son un riesgo para la salud”.

Según subrayó el CGE, las mascarillas “son tan habituales en nuestro día a día que, para muchos, han pasado a ser un complemento más”. Por ello, es muy frecuente encontrar por la calle personas luciendo mascarillas estampadas, de distintos colores y, cada vez más, transparentes. Distintos famosos e “influencers” han sido pioneros en aparecer públicamente con estos cobertores faciales que permiten descubrir ese lado de la cara que llevamos ocultando desde que apareció el coronavirus, explican.

Ante esta realidad, el CGE advirtió de que la gran mayoría de estos modelos de mascarillas ni protegen ni filtran contra el SARS-CoV-2. A este respecto, la enfermera del Consejo General Guadalupe Fontán subrayó que “estas mascarillas no están certificadas ni homologadas en España y no se recomienda su uso, a no ser que sea estrictamente necesario por motivos por los que las personas necesiten mostrar su expresividad y poder leer los labios”.

Mascarillas adecuadas

Para saber si la mascarilla es adecuada para combatir el virus, lo primero que hay que tener en cuenta es si cubre nariz, boca y mentón. Además, también es importante fijarse en la homologación: deben cumplir la especificación UNE 0065 o la normativa europea CWA 17553. En este punto, aseguraron desde el CGE, hay que tener cuidado, ya que tiene que estar homologada específicamente como protector frente a la Covid-19.

“En España se hizo una normativa únicamente para las higiénicas reutilizables de tela, por lo que los modelos fabricados con policarbonato o PVC no pueden certificarse. Hay algunas que tienen una certificación europea y esa certificación las acredita como Equipo de Protección Individual (EPI) pero no como un protector respiratorio”, puntualizó Fontán.

La función de estos originales complementos es similar al de una pantalla protectora: no filtran y tampoco impiden la propagación de los aerosoles por los que se disemina el SARS CoV-2 por el aire.

Reclaman su homologación

La polémica no se restringe a una cuestión estética, aclaró el CGE. “Hay muchos colectivos, con discapacidades auditivas o del habla, que reclaman su homologación para derrumbar la barrera comunicativa que presenta el hecho de no poder ver la boca de la persona con la que estás hablando”.

Para estos casos ya se ha certificado un modelo de tela transparente que cumple con todos los estándares de respirabilidad y filtración exigidos para proteger y protegernos frente a la Covid-19.

Fontán recordó que “recientemente hay una empresa nacional que sí que ha hecho unas mascarillas casi transparentes que permiten la expresividad facial y sí cumplirían toda la normativa en cuanto respirabilidad y filtración”.

A este respecto, el presidente del CGE, Florentino Pérez Raya, pidió no olvidar “que la mascarilla es útil para no propagar el virus. Su función no es ser un complemento de moda y tampoco sirven para evitar multas. Son una barrera de contención de la incidencia de la pandemia”.

Print Friendly, PDF & Email
La mascarilla ha sido utilizada por algunos "influencers"

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies