El Real Zaragoza enciende una luz en la oscuridad venciendo al Fuenlabrada (1-0)

Narváez firmó el único gol del encuentro con un potente taconazo. Foto: La Liga
El Real Zaragoza se mide a partir del nuevo año al Cartagena, al Logroñés, al Albacete y a la Ponferradina. Foto: La Liga

En la semana más convulsa de la historia reciente del club, con la salida del Director Deportivo, Lalo Arantegui, el equipo situado en la última posición de la tabla y el Consejo de Administración buscando desesperadamente un técnico que reconduzca este barco a la deriva, el Real Zaragoza sacó adelante el partido en La Romareda ante el Fuenlabrada (1-0) con un tacón de Narváez digno de la compilación de mejores goles de la temporada.

Hubo que aguantar las acometidas de los madrileños doblando esfuerzos pero, cuando los blanquillos creyeron, no les pesó el león, y un arreón en la segunda parte de la mano de una defensa troyana al término, bastó para atar los tres puntos. La oscuridad en la que está inmerso el Real Zaragoza impide ver más allá del presente más inmediato, pero con una victoria en el bolsillo.

La luz la prendió la afición del Real Zaragoza una hora antes del encuentro con una manifestación que buscaba la salvación del club y quién sabe si avivó la reacción de la plantilla. Más de 1000 zaragocistas recibieron al autobús del equipo y se trasladaron a la puerta que da acceso al palco para clamar por un cambio, un compromiso y algo de amor propio para un emblema de la capital aragonesa que solo se postra ante los pies de la Virgen del Pilar.

 

La afición zaragocista durante la manifestación previa al partido.

Iván Martínez, sabedor de que el Fuenlabrada es un equipo que sufre por fuera, cambió el esquema habitual de cinco defensas para arropar a un centro del campo en el que Ros actuó de eje secundado por Francho, Chavarria y Bermejo. Maná para Azón, un delantero bravo y correoso, que lo corrió todo durante toda la tarde, y que a buen seguro habría sido jaleado con vítores por la ausente Romareda.

En las mismas lides se esforzaron Jair y Guitian para detener a Nteka, que con un remate ponía en apuros la meta de Cristian. La dupla Chavarria y Bermejo empezaba a desperezarse para lanzar al equipo con carreras hacia delante. En una de ellas, un disparo del mediapunta golpeó sobre la base del poste y les negó el primer tanto a los zaragocistas.

Con Vigaray dando profundidad en la contraria y llegando al área sin suerte, los aragoneses se mostraban mejores que los madrileños, aún sin acierto de cara al gol, pero postulando para llevarse la victoria.

La segunda parte

La vuelta del vestuario comenzó con el Fuenlabrada volcado y el Real Zaragoza ahora sufriendo las dudas que arrastró durante toda la campaña. Iván no habrá conseguido resultados pero ha dotado al equipo del carácter necesario para rehacerse y seguir peleando.

Eguaras entró para ofrecer algo de lucidez con el balón y el equipo se hizo gigante. Azón en primera instancia no acertó dentro del área ante Pol. Bermejo de nuevo le probó, y el guardameta se hacía inmenso. No lo iba a tener tan fácil minutos más tarde.

En el 59, Bermejo filtró para Chavarría, el arquero detuvo el disparo del lateral y el balón le cayó a Narváez, hasta ahora inédito. Primer remate y una nueva estirada, pero en la devolución acarició el balón con el tacón para introducirlo en el fondo de la red. No hubo delirio en las gradas, pero si en cada corazón zaragocista.

Solo quedaba lo más difícil, mantenerse erguido cuando el partido se aproxima a la recta final, hasta ahora tarea imposible. Mula probó a Cristian y este, en tres tiempos, empezó a ensayar los guantes. El partido se rompió y Francés salvó con la cabeza un remate directo a las mallas. En el descuento, en una falta a la desesperada, Cristian puso el grito en el cielo pero Jair obró el milagro a un centímetro de la línea. El milagro de una victoria que puede servir como punto de partida.

Print Friendly, PDF & Email
Narváez firmó el único gol del encuentro con un potente taconazo. Foto: La Liga

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies