Margarita se ha deshojado

Resulta escandaloso, desleal e intolerable la insultante actitud y perverso comportamiento de la Ministra de Defensa, Margarita Robles, para con unos mandos retirados del Ejército de Tierra, simplemente por el hecho de haber comunicado en una carta a S. M. el Rey su preocupación por la actual situación y actuación política en España, muy lejos de intentar implicar de alguna manera a Su Majestad porque eso para ellos fue y es totalmente improcedente debido a su vocación, a su educación y a su formación militar.

Además, aún se acrecienta más la impertinencia y estupidez de esa servidora pública por el apoyo a favor de ella de unos medios de comunicación ruines y mezquinos que intentan confundir a los ciudadanos, entremezclando al mismo tiempo conversaciones privadas (conseguidas “vaya usted a saber cómo”) y el contenido de la carta, con la sospechosa  intención de falsificar el texto exacto de la misma cara a los ciudadanos.

Así qué, aquí, la única que se ha emporcado ha sido la margarita, al deshojarse con las espinas de una rosa en putrefacción e intentar embozar la condición de ciudadanos de unos dignos y honestos españoles. Y un consejo del 1/47 millones de avos de la Soberanía Nacional a la ex-magistrada Margarita, mejor abandone la política al igual que hizo con la justicia, váyase a León y a tomar vino picudo con Bambi, ¡qué puñetas!,… y de nada, compatriota.

Bernardo Vicente Cebollero

Print Friendly, PDF & Email