Uno de cada dos aragoneses se ha sometido a una prueba de Covid durante la pandemia

Aragón ha realizado casi 740.000 pruebas desde marzo

Más de la mitad de los residentes en Aragón se han sometido a una prueba de detección del coronavirus en algún momento durante la pandemia. Así lo ha expresado la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, durante la sesión plenaria celebrada este viernes en las Cortes. En total, la Comunidad ha hecho 739.204 pruebas diagnósticas a fecha del 30 de noviembre, lo que arroja una proporción de 563 cada mil habitantes. Es decir, el 56,3% de la población aragonesa.

Repollés ha dado cuenta también de la adquisición de equipos que el Ejecutivo autonómico ha llevado a cabo para combatir el virus: los equipos de respiración en los hospitales y centros de salud se han incrementado en 145, 83 ventiladores mecánicos invasivos y 62 portátiles no invasivos. Además, en el almacén del Salud en plaza hay 129 respiradores más: 23 mecánicos invasivos y 116 portátiles no invasivos.

En términos de contratación, se han formalizado 16.215 altas de profesionales desde marzo, mientras que hasta finales de noviembre se han incorporado 1.880 profesionales a jornada completa. Asimismo, la consejera ha recordado que los almacenes de la Comunidad tienen reservas suficientes de material sanitario para las próximas ocho semanas, dos meses.

Esta cascada de datos han sido la respuesta de Repollés a la interpelación formulada por la portavoz del PP, Ana Marín, que ha lamentado el escaso grado de cumplimiento de los acuerdos adoptados en la Estrategia de Recuperación en materia sanitaria. “Seis meses después, que es mucho tiempo, ustedes todavía no han cumplido. Lo contrario de la confianza es la desconfianza, la indecisión o incluso la malicia, pero creo que no se llega a ese punto”, ha expuesto Marín, lamentando que “esa confianza que el PP depositó en ustedes se haya visto mermada”.

Marín señala que en el 061 usan las batas una semana cuando la recomendación son doce horas

La portavoz Popular ha denunciado que los profesionales de las ambulancias del 061 utilizan sus batas protectoras, que son de papel, durante siete días, cuando la recomendación estipula un máximo de doce horas. “Es una muestra más de que los acuerdos que no se están cumpliendo ganan por goleada a los que sí”, ha aseverado Marín.

Por su parte, la consejera ha respondido diciendo que “no le consta” esta circunstancia, añadiendo que “los materiales son de primera calidad y las batas se utilizan durante la jornada ordinaria. “Si esto ha sido así, habrá sido puntualmente. No me consta que haya habido ninguna restricción en el suministro”, ha manifestado Repollés.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies