La hostelería y el turismo convocan una nueva macromanifestación en Zaragoza para exigir un futuro

Los empresarios reclaman medidas y propuestas “concretas”, reivindicando que “hostelería, turismo y ocio son compatibles con la salud pública”

La hostelería, el turismo y el ocio nocturno de Aragón volverán a salir a la calle el domingo 13 de diciembre en una nueva macromanifestación por las calles de Zaragoza. Estos sectores, posiblemente los más perjudicados por las restricciones del Gobierno autonómico, quieren alzar la voz para exigir una solución a la acuciante crisis que están viviendo desde la irrupción de la pandemia.

Así, los empresarios reclaman medidas y propuestas “concretas”, recordando que “hostelería, turismo y ocio son compatibles con la salud pública”. “No más ruido. O cambian las políticas o deben cambiar los políticos. Hay soluciones, solo hace falta que nos escuchen. Queremos trabajar”, ha reivindicado el presidente de la Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Aragón (Cehta), Luis Vaquer.

No en vano, desde el sector reconocen el “difícil equilibrio” entre la salud pública y el impulso a las actividades económicos. “Por eso mismo, cerrar nuestros establecimientos ha fomentado las reuniones y fiestas privadas sin control que no han ayudado a frenar los contagios”, ha añadido Vaquer, calificando de “auténtico desastre” la última reunión mantenida con la Consejería de Sanidad del Ejecutivo aragonés. “Lograr este equilibrio es posible, pero hacen falta voluntad y actitud, y humildad para admitir errores”, ha remarcado.

Una línea similar ha seguido el presidente de la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza y Provincia, José María Marteles, que ha cuantificado el drama del sector: 1.053 empleos menos solo entre octubre y noviembre, según la afiliación de la Seguridad Social. “Estuvimos cerrados marzo, abril y mayo, bajamos a Fase 2 en julio, agosto y las Fiestas del Pilar, y llevamos cerrados desde el 23 de octubre. La reapertura de interiores debería llevarse a cabo, permitiendo habilitar espacios para garantizar la distancia de seguridad”, ha expuesto.

Desde Teruel, ha alzado la voz el presidente de la Asociación Teruel Empresarios Turísticos, aseverando que “no somos el problema”, sino “parte de la solución”. “Queremos convivir con nuestros clientes, con las medidas necesarias, para seguir viviendo. Hay gente que muere por el Covid, pero también quien se está suicidando porque ha perdido todo su patrimonio”, ha reivindicado.

Igualmente, el Pirineo aragonés también afronta un invierno complicado, con las pistas de esquí cerradas. El presidente de la Asociación de Hostelería de Huesca, Carmelo Bosque, ha “invitado” a Lambán a que se dirija “personalmente” a los valles oscenses “y les diga que no van a poder abrir hasta el 7 de enero”. “Hay que ser valientes. Ya tenemos nieve. ¿Hay algún deporte en el que vayas más tapado que en la nieve? Hemos visto que en Inglaterra ya entra gente en los estadios de fútbol. ¿Por qué no se puede subir a esquiar?”, se ha preguntado.

Print Friendly, PDF & Email