Sanidad busca reducir las listas de espera de más de seis meses en un 85% antes de 2023

Sanidad espera dedicar más de trece millones de euros anuales en los dos próximos ejercicios para lograrlo

El Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón buscará reducir las listas de espera de más de más de 180 días en un 85% a lo largo de los dos próximos años. Es el principal objetivo del nuevo plan de actuación para las listas de espera que la consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha desgranado ante el Pleno de las Cortes este jueves. Para lograrlo, Sanidad espera dedicar más de trece millones de euros anuales en los dos próximos ejercicios.

La consejera ha reconocido que la situación de las listas de espera no atraviesa un buen momento en plena pandemia de coronavirus, que ha aumentado las listas de espera en más de 4.000 pacientes desde el pasado mes de enero. Con todo, Repollés ha destacado la coordinación de su Departamento en los últimos meses, que ha permitido reducir en más de 3.000 personas las listas desde el pasado mes de agosto.

El plan, que estará vigente entre 2020 y 2022, también se propone otros objetivos a corto plazo. Es el caso de la cirugía para pacientes oncológicos, para la que Sanidad espera eliminar por completo las listas de espera de más de 30 días antes de que termine este 2020. Mientras, Repollés se ha comprometido también a que ningún paciente supere los tiempos máximos que fija la ley de garantías del Gobierno de Aragón antes de que termine la vigencia de este nuevo plan.

Para lograrlo, Sanidad espera aumentar progresivamente el rendimiento de los hospitales públicos de la Comunidad. En concreto, la consejera ha defendido que su Departamento trabaja que esta productividad de quirófanos aumente un 69% en el turno de mañanas y hasta un 61% en el turno de tardes, para el que se destinarán mayores recursos. Los conciertos con la medicina privada también se reforzarán para aliviar las listas de pacientes a la espera de una intervención.

En cuanto a la forma de afrontar la reducción de las listas de espera, Repollés ha señalado que los criterios seguirán basándose en aspectos como el aspecto de la demora, la urgencia de la intervención o las consecuencias que el retraso de la cirugía puede tener para el paciente o para el desarrollo de la enfermedad.

El PP duda de la capacidad del sistema para afrontar estos plazos

El plan presentado por la consejera de Sanidad ha pillado por sorpresa al grupo parlamentario del PP, solicitante de la comparecencia, que ha calificado de “falta de respeto tremenda” el no haber dispuesto del documento antes de la sesión. Así se ha expresado la portavoz popular de Sanidad, Ana Marín, quien también ha mostrado sus dudas sobre la capacidad del sistema de salud aragonés para cumplir con estos plazos.

“El problema es su falta de palabra”, ha lanzado Marín a la consejera, acusándola de “dar un mensaje que suena bien, del que se hacen eco los medios y que repercute en la sociedad, y luego si te he visto no me acuerdo”.

Así, la diputada popular ha pedido más transparencia en los procedimientos que Sanidad pretende impulsar para cumplir con el plan y que están llevando, ha defendido, a “utilizar masivamente” la sanidad privada. Una afirmación que Repollés ha desmentido, asegurando que el 84% de las intervenciones se produjeron en centros públicos y solo un 4% de los casos son concertados con centros privados.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies