Los Presupuestos de 2021 pasarán esta semana del Congreso al Senado

Esta semana han sido votadas más de 3.700 enmiendas al proyecto de Presupuestos. Foto: Congreso

El Pleno del Congreso de los Diputados debatirá y votará esta semana el dictamen emitido por la Comisión de Presupuestos sobre el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021 en el que será su último trámite en la Cámara Baja para posteriormente llegar al Senado y encarar la recta final de la tramitación.

Desde las 15.00 horas del lunes, los ministros del Gobierno formado por PSOE y Unidas Podemos presentarán las partidas presupuestarias correspondientes a sus respectivos departamentos, mientras que los grupos parlamentarios defenderán las enmiendas al articulado y las secciones que todavía no han sido aprobadas durante el trámite en Comisión y que decidan mantener vivas. El debate, en el que se hablará sección por sección, se alargará durante martes, miércoles y jueves, comenzando a las 9.00 horas de cada día.

Además del debate, también tendrán lugar las votaciones de todas las enmiendas que los grupos parlamentarios mantengan vivas, así como de cada parte que compone el proyecto de Presupuestos.

Durante la tramitación en Comisión desarrollada de martes a jueves de esta semana pasada, fueron votadas las más de 3.700 enmiendas presentadas por los grupos parlamentarios, de las que fueron incorporadas numerosas propuestas de las formaciones políticas que en el debate de totalidad de dos semanas antes manifestaron su disposición a facilitar la tramitación presupuestaria, y a las que el Gobierno había señalado como “prioritarias”.

En concreto, PNV, ERC, Bildu, PDECat, Más País, PRC, Teruel Existe, Compromís, Nueva Canarias y Ciudadanos fueron las formaciones que vieron atendidas algunas de sus propuestas durante esta semana, sumándose a las que el viernes anterior ya habían sido aprobadas por la ponencia de la Comisión, iniciando la criba de un total de 3.794 enmiendas presentadas.

Finalmente, el texto elaborado por la Comisión de Presupuestos contó con el apoyo de PSOE, Unidas Podemos, PNV y ERC, mientras que Bildu se abstuvo, el PDECat prefirió no votar y PP, Ciudadanos y Coalición Canaria votaron en contra. A estas votaciones hay que añadir la ausencia de Vox, única formación que no presentó enmiendas a las cuentas públicas y que anunció que no participaría ni en el debate ni en la votación de las propuestas en la Comisión, por lo que se ausentó durante las tres jornadas.

De cara a la votación de esta próxima semana en el Pleno, los votos favorables contarán también con los diputados de Bildu, después de que este pasado jueves sus bases optaran por apoyar las cuentas públicas en una consulta realizada por el partido. Además, previsiblemente también votarán a favor el resto de formaciones que han llegado a acuerdos con el Gobierno para la incorporación de enmiendas y que no pudieron votar en la Comisión, al estar dentro del Grupo Mixto o del Grupo Plural.

La única formación que votará en contra de las cuentas públicas pese a haber visto aprobada alguna de sus enmiendas -la creación de la Tarjeta Sanitaria única- es Ciudadanos, cuya líder, Inés Arrimadas, anunció la decisión el jueves.

Contenido

Entre las propuestas del PNV incorporadas al proyecto destaca la eliminación de la medida por la que el Gobierno planteaba reducir la bonificación fiscal del diésel, que finalmente no se tocará, siendo una de las principales peticiones de este partido de cara a la negociación de estos Presupuestos, y que ya fue aprobada el viernes pasado en la ponencia. Tras ello, de martes a jueves fueron aprobadas más de la mitad de las enmiendas presentadas por la formación jeltzale, relativas, entre otras cuestiones, a infraestructuras de transporte, I+D+i, energía, o medioambiente.

Por su parte, ERC vio aprobadas enmiendas relativas a la ejecución de las inversiones en Cataluña o incrementar los recursos de Salvamento Marítimo, pero sus principales acuerdos con el Gobierno a cambio de su apoyo a las cuentas se refieren a cuestiones que tendrán lugar al margen de los Presupuestos, como el fin al control reforzado que Hacienda ejerce sobre las cuentas de la Generalitat desde 2015 o la creación de un comité bilateral para estudiar una reforma fiscal y de un grupo de expertos para armonizar los impuestos de Patrimonio y Sucesiones y Donaciones.

En cuanto a Bildu, quedaron aprobadas algunas de sus enmiendas relativas a inversiones en infraestructuras de transporte, o destinar 10 millones de euros a proyectos de I+D+i en el Plan Tecnológico Aeronáutico.

De las enmiendas de Más País-Equo, fueron aceptadas enmiendas sobre la contratación de personal en centros de investigación públicos, inversiones en Cercanías y acciones de carácter medioambiental y energético, como la creación de una Asamblea Ciudadana contra el Cambio Climático.

Por otro lado, entre las enmiendas aprobadas de Nueva Canarias destaca una para invertir 30 millones de euros en la lucha contra la pobreza en esta comunidad, mientras que Compromís vio atendidas varias de sus propuestas relativas a inversiones en infraestructuras y culturales y Teruel Existe consiguió incorporar inversiones en Aragón y en políticas para combatir la España vaciada y el reto demográfico.

Por parte del PRC, en la ponencia del viernes esta formación ya había visto atendidas propuestas centradas en inversiones para adelantar la llegada del AVE a Cantabria y demás actuaciones en infraestructuras ferroviarias y de carreteras de la comunidad.

Una vez finalice el jueves la tramitación en el Congreso, el proyecto de Presupuestos llegará al Senado, donde su aprobación también está garantizada si se repiten los apoyos de la Cámara Baja. De esta forma, la intención del Gobierno, según fuentes consultadas por Servimedia, es que durante la tramitación en la Cámara Alta no se incorpore ninguna enmienda y que así los Presupuestos queden aprobados definitivamente en el Pleno programado por el Senado para el 22 o 23 de diciembre.

Sin embargo, las mismas fuentes admiten la posibilidad de que las formaciones que integran el Gobierno podrían tener que presentar en el Senado alguna enmienda técnica para mejorar el texto que salga del Congreso esta próxima semana, fruto de la tramitación urgente que se está dando al texto.

En caso de ser así, el proyecto volvería después al Congreso para que el Pleno decida en torno al día 29 de diciembre si aprueba o rechaza las modificaciones realizadas en el Senado, mientras que, si la Cámara Alta no llegase a incorporar ninguna enmienda, el proyecto de cuentas públicas quedaría aprobado de forma definitiva sin tener que volver a pasar por el Congreso.

A este respecto, cabe resaltar que, en cualquiera de los dos casos, está previsto que las cuentas públicas realicen todo el procedimiento en un tiempo récord de menos de dos meses, ya que los plazos habituales en la tramitación presupuestaria llevan a que todo el proceso lleve unos tres meses.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies