Los acusados de dejar inconsciente a un joven en una pelea del Casco se enfrentan a diez años

Los hechos se remontan a un sábado noche en la zona de fiesta del Casco de Zaragoza, en abril del 2017

“Somos los moros del Gancho y buscamos problemas”. Con esta frase, según la acusación, se desarrolló una pelea en la puerta de un bar del Casco de Zaragoza en abril del 2017 que dejó inconsciente a un joven, que pasó 15 días en el hospital y ha perdido la movilidad del brazo derecho. Este lunes y martes se sientan en el banquillo de la Audiencia Provincial de Zaragoza los cuatro supuestos agresores que se enfrentarán a las peticiones de nueve y diez años de prisión.

Los hechos se remontan a un sábado noche en la zona de fiesta del Casco de Zaragoza, en abril del 2017. En el bar Osiris en la calle Contamina, los jóvenes Mohammed, Brahim, y los gemelos Imadedine y Adel disfrutaban de una noche de fiesta. Sobre las 3.30 horas de la madrugada, otra cuadrilla de amigos, Luis Miguel, Óscar y dos jóvenes más, disfrutaban también de una noche más en la zona de marcha. Óscar y un amigo salieron a fumar y comenzaron a discutir con Mohammed, Brahim y los gemelos.

Y es aquí, como denuncia la acusación, cuando se gritó “somos los moros del Gancho y buscamos problemas” comenzando así la pelea. Uno de los amigos de Óscar recibió, según la acusación, un golpe por parte de Mohammed en el pómulo y el hombro con un cinturón enrollado en su puño.

Según denuncia la acusación, uno de los gemelos se unió a la reyerta y comenzó a pegar a otro de los amigos de Óscar. Este último entró al bar a pedir ayuda y salió Luis Miguel recibiendo nada más salir del bar Osiris, según la acusación, un puñetazo “con tal fuerza” que cayó al suelo y se quedó inconsciente. Tras quedar tirado en la puerta del bar, los cuatro acusados comenzaron a propinarle, según el escrito de acusación, patadas en la cabeza.

Como resultado de los golpes, Luis Miguel pasó 15 días en el hospital, de los que tres fueron en la UCI. El joven, tras la pelea, ha perdido la movilidad del brazo derecho y tuvo que pasar más de 500 días sin poder realizar ninguna actividad habitual laboral o no laboral.

Mohammed, Brahim, y los gemelos Imadedine y Adel se sientan como acusados este lunes y martes en la Audiencia Provincial de Zaragoza por un delito de lesiones con pérdida o inutilidad de un miembro principal como pide el Ministerio Fiscal y también, a parte del de lesiones, a uno de odio racista, como afirma que prueban los hechos la acusación ejercida por la víctima, Luis Miguel. La defensa niega que los cuatro acusados realizaran tales delitos y pide la absolución conjunta de sus cuatro acusados.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies