Las compras por Internet protagonizan la semana del Black Friday de los zaragozanos

Paseos por Zaragoza durante el Black Friday sin bolsas ni compras

Un Paseo de la Independencia repleto de gente en la semana del Black Friday, pero con las manos sin bolsas. A pesar de que el número de positivos en Aragón se ha estabilizado, la gente continúa temiendo a la Covid-19 y, parece ser que la mayor parte de los zaragozanos han optado por realizar las compras de este viernes negro por Internet.

El Black Friday es la ocasión perfecta para adelantar las compras de Navidad y conseguir grandes descuentos en fechas de muchos gastos. Pero la pandemia y sus restricciones han provocado muchas preocupaciones, y los grandes establecimientos lo saben. A raíz de ello, los comercios han habilitado durante toda esta semana importantes descuentos en sus páginas web para captar a sus compradores. Y parece que lo han conseguido. A falta de menos de un mes para las fiestas navideñas, y con un domingo de apertura, los zaragozanos no han aprovecha esta jornada para realizar sus compras.

Pero como todo, siempre hay excepciones y personas que no terminan de creer en estos repentinos descuentos: “Muchas veces los precios están mal. Ayer fui a comprar a un establecimiento y me dijeron que ya no había ofertas, o que hay cupones de descuento que no sirven. Espero que las rebajas de enero estén mejor”, ha explicado una señora.

La vida ha cambiado en todos los aspectos durante este 2020 y, en gran parte, el miedo, o el querer hacer las cosas bien, ha condicionado los actos y la nueva normalidad de la mayor parte de las zaragozanos. A pesar de lo que ha optado por realizar la mayoría, hay personas que todavía no son partidarias de las compras por Internet y prefieren acudir a las tiendas físicas. “Preferimos ver las cosas, tocarlas… Hay cosas que por la compra online no se pueden ver”, ha reconocido una pareja.

Una oportunidad para descubrir grandes descuentos gracias al Black Friday se ha vuelto más “negro” que nunca. Sin embargo, la situación continúa adaptándose a las restricciones de la Covid-19 y cada vez cobra más importancia la adaptación tecnológica y el mundo digital.

Print Friendly, PDF & Email