Iván Martínez pide “orgullo y carácter” para revertir la mala racha y ganar en Cornellá

Martínez afronta el duelo como una oportunidad idílica de “dar un puñetazo encima de la mesa”

El Real Zaragoza afronta este domingo el que posiblemente sea el partido más complicado de la temporada en el momento más delicado. Con una decena de partidos sin ganar y llenos de urgencias, el equipo de Iván Martínez visita al Espanyol, el conjunto más temido de toda la categoría, con uno de los mayores presupuestos de la historia de Segunda, y con una plantilla llena de jugadores que perfectamente serían titulares en la mayoría de equipos de Primera División.

Pero eso no va a frenar la ilusión del entrenador zaragocista para revertir de una vez la catastrófica dinámica del equipo, que afronta el duelo como una oportunidad idílica de “dar un puñetazo encima de la mesa”, y más ante un Espanyol “con dudas” tras sumar un punto de nueve. “Hemos hablado en el vestuario los jugadores y el cuerpo técnico. El pasado está para aceptar la situación en la que estamos, superarlo y tirar para adelante. Los jugadores saben de la responsabilidad del escudo y los resultados deben llegar”, ha remarcado Iván Martínez en la previa del partido.

El técnico volverá a sufrir una serie de bajas por lesiones. Martínez pierde a James Igbekeme, que había sido titular en las dos últimas jornadas, rindiendo a buen nivel el tiempo que le duró la gasolina, aunque Narváez se ha recuperado de sus molestias y estará en el RCDE Stadium. Así, salvo el mencionado Igbekeme, Adrián, Atienza y Papu, “todos los demás están disponibles, con alguna duda, que dependerá de su evolución mañana”, ha confirmado el entrenador.

Durante sus tres partidos, el Real Zaragoza de Iván Martínez ha tenido el mismo guion: ha logrado ponerse por delante, algo que, en condiciones normales, en vital en Segunda, pero Oviedo, Ponferradina y Rayo lograron remontar el partido para llevarse los tres puntos. “Hasta que nos plasmemos orgullo y carácter en el campo, y aceptemos la situación en la que estamos, no vamos a lograr resultados. Hay mucha gente esperando que cambiemos esto. Da igual jugar bien o mal, hay que sacar resultados”, ha reivindicado el zaragozano.

Planteado por su futuro y los posibles rumores de un cambio de rumbo en la estructura deportiva del club, Martínez prefiere centrarse en “entrenar y disfrutar cada día del primer equipo”. ”El Real Zaragoza está por encima de todo y nos centramos en nuestro trabajo. Si me centro en temas no deportivos, estoy perdiendo fuerza. No hay que rendirse nunca. Debemos estar fuertes”, ha zanjado, del mismo modo que ha descartado cualquier desunión en el vestuario: “Hemos hablado en el vestuario los jugadores y el cuerpo técnico. El pasado está para aceptar la situación en la que estamos, superarlo y tirar para adelante. Los jugadores saben de la responsabilidad del escudo y los resultados deben llegar”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies