El Huesca sucumbe ante el Sevilla y continúa sin ganar en Primera (0-1)

Rafa Mir volvió a liderar el ataque del Huesca. Foto: LaLiga

El Huesca no ha podido sacar nada positivo de la visita del Sevilla a El Alcoraz y continúa sin conocer el sabor de la victoria en su retorno a Primera. Tras once jornadas, el equipo de Míchel no ha sido capaz de vencer a ningún rival y permanecerá instalado en puestos de descenso. Un arreón final del cuadro de Lopetegui, certificado con un gol de En-Nesiry, superó a los oscenses, que apenas sembraron miedo a la meta rival durante todo el partido.

Míchel apenas hizo dos cambios en el once titular, dando entrada a Maffeo y Seoane, y volviendo a dejar a Jorge Pulido, capitán general de este plantel, en el banquillo. El primer acercamiento llevaba para el Sevilla, que quería mandar en el juego con rápida circulación y posesiones largas, pero el disparo con la pierna mala de Munir se marchó muy desviado de la meta de Andrés Fernández. Respondió el Huesca con una carrera de 50 metros de Sandro, que no conectó con Borja García dentro del área de Vaclík.

El Sevilla quería imponer su ritmo al partido, moviendo el balón de una banda a otra e intentando hacer daño con la profundidad de Navas y Ocampos en la derecha, pero apenas generaba peligro en la meta de Andrés. Mientras, el Huesca aguardaba su oportunidad para dar pequeños zarpazos y avisar de que no iba a ser una víctima fácil.

Tras el primer cuarto de hora con cierta velocidad de balón, el partido entró en una larga fase de poco ritmo, juego en medio campo sin profundidad y lentitud en cada acción, en la que solo los sevillistas Munir y Jordán mostraban verticalidad. El marroquí gozó de una buena ocasión tras revolverse y librarse de la presión de Mosquera dentro del área, pero su volea a bote pronto se marchó muy lejos de la meta de Andrés.

Pero el partido se jugaba en campo del Huesca, y cada vez más cerca de su área. Mosquera aparecía poco con balón y Mikel Rico hacía kilómetros por doquier sin nada positivo, sin olvidar a un Borja García desaparecido y desubicado, algo que tampoco es novedad, lo que disminuye las opciones del cuadro de Míchel. Aun así, la primera mitad, en la que lo más entretenido fueron las dos amarillas que vieron los dos técnicos por diversas protestas, terminó sin ningún susto en la portería azulgrana por el acierto casi nulo del Sevilla en el último pase.

Segunda parte

El paso por vestuarios dejó una imagen más ofensiva del Huesca, con un disparo lejano de Borja García que se marchó por encima de la portería de Vaclík. Respondía el Sevilla con un córner que Diego Carlos no pudo rematar bien y Siovas despejó el balón muerto en el área. Debía dar más el equipo azulgrana para suma los tres puntos y aprovechar que los de Lopetegui estaban pagando el duelo de Champions League en Krasnodar.

Consciente de ello, Míchel movió el equipo y dio entrada a Ferreiro por Seoane buscando un nuevo aire en el centro del campo y en ataque. Ahí llegó la ocasión más clara del partido. Rafa Mir dejó pasar el balón y dejó mano a mano a Sandro ante Vaclík, pero el delantero no encontró el momento de disparar a puerta tras sortear al portero checo y acabó sin ángulo perdiendo la oportunidad.

El Sevilla quería animarse con la entrada de Rakitic y En-Nesiry para mover más rápido el balón y recuperar el mando del partido. El centrocampista croata probó fortuna en un saque de esquina, pero su volea no encontró portería. A su vez, Míchel se lanzaba al ataque e introdujo en el césped a Ontiveros y Okazaki.

El empate no valía a ninguno de los dos equipos y empezaron a lanzarse hacia la meta rival. Ocampos le ganó la espalda a los centrales en una buena pared con De Jong, bien nublado por la defensa azulgrana, se internó en el área oscense, pero no pudo dirigir bien su disparo y facilitó la buena intervención de Andrés. Un minuto después, Munir enganchó el disparo en un saque de esquina que volvió a detener el portero del Huesca.

Los cambios de Míchel dieron más peligro al Huesca, pero debilitaron el centro del campo ante un equipo que basa su juego en la intensidad en el movimiento de balón, y que tenía superioridad en esta zona con Fernando, Rakitic y la entrada de Óscar Rodríguez. Y al final terminó por llegar el gol visitante en el 83. Ocampos se internó en el área por la banda derecha, puso el centro al primer palo y En-Nesiry se adelantó a un blando Ínsua para marcar el primer gol de la tarde. Echó de menos el Huesca a Pulido en la avalancha ofensiva del Sevilla.

Con cinco minutos más el añadido, el Huesca dejó atrás los miedos para buscar el empate, pero apenas tuvo fuerza, moral ni fútbol para atemorizar al Sevilla, que trató de dormir el encuentro. Okazaki tuvo la última para los azulgranas tras una buena internada en el área de Galán, pero Aleix Vidal le arrebató in extremis el balón cuando iba a engatillar en área pequeña.

Una semana más, el Huesca seguirá sin ganar en su retorno a Primera División y continuará instalado en la zona de descenso, con siete puntos procedentes de otros tantos empates. El Sevilla se llevó los tres puntos de El Alcoraz en un arreón final y dejó con el amargo sabor de la derrota al equipo de Míchel.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies