Adrián sufre otra lesión muscular y James se retira del entrenamiento por un pinchazo

Adrián regresaba a los terrenos de juego un mes después de sufrir una rotura en el músculo recto anterior de la pierna derecha. Foto: Real Zaragoza

Las malas noticias continúan en el Real Zaragoza. Cuando parecía que Iván Martínez empezaba a recuperar efectivos, la enfermería del conjunto blanquillo vuelve a llenarse de jugadores llamados a ser importantes. A primera hora del viernes, el club confirmaba la lesión muscular en el cuádriceps de Adrián González, mientras que, dos horas después, James Igbekeme se retiraba del entrenamiento por un pinchazo en los isquiotibiales.

Precisamente, Adrián regresaba a los terrenos de juego en el último tramo del partido del miércoles ante el Rayo Vallecano, un mes después de sufrir una rotura en el músculo recto anterior de la pierna derecha en el calentamiento del partido que debía medir al Zaragoza con el Leganés. Sin embargo, el madrileño ya no entrenó este jueves y las pruebas médicas han confirmado una nueva lesión muscular.

Por su parte, James Igbekeme ha tenido que abandonar la sesión de entrenamiento en la Ciudad Deportiva, al sufrir un pinchazo en el isquiotibial de la pierna izquierda, lo que sería, en caso de confirmarse, su segunda lesión de la temporada. El nigeriano es ya un habitual del centro médico zaragocista durante la última temporada, en la que debía ser pieza clave para Víctor Fernández junto a Eguaras y Raúl Guti, pero apenas pudo gozar de protagonismo por sus problemas físicos. De hecho, en julio, en mitad del naufragio blanquillo en aquella minitemporada “postconfinamiento”, sufrió una grave rotura en los aductores que le tuvo casi tres meses de baja.

Junto a ellos, el Pichu Atienza se mantiene como inquilino en la enfermería de la Ciudad Deportiva, ausente desde que se retiró lesionado a los cinco minutos del encuentro ante el Girona, a cuya recuperación todavía le quedan varias semanas. Además, Narváez y Vigaray se marcharon del partido ante el Rayo con molestias y Papu permanece aislado tras dar positivo por coronavirus al regreso de su concentración con la selección georgiana.

Un repunte de lesiones que se produce en el inicio de un duro mes de competición para el Real Zaragoza, que disputará, entre Liga y Copa, hasta nueve partidos en solo 27 días, a encuentro cada tres días, sin ningún descanso hasta el parón por Navidad, lo que obligará a realizar un alto esfuerzo físico y una rápida recuperación, que dispara las posibilidades de sufrir más lesiones musculares.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies