Aragón levanta el confinamiento de las tres capitales y abre la puerta a relajar más restricciones en Navidad

Aragón ha realizado casi 740.000 pruebas desde marzo

El Gobierno de Aragón ha decidido levantar el confinamiento perimetral de los municipios de Zaragoza, Huesca y Teruel a partir del próximo martes 1 de diciembre. El Ejecutivo aragonés suaviza así las restricciones que ha sufrido la Comunidad durante todo el mes de noviembre, aunque mantendrá los cierres provinciales y los límites geográficos del territorio. Esto supone que los ciudadanos podrán moverse el martes libremente dentro de su provincia, pero no pasar a otras ni salir de la región.

Con estas medidas, el Departamento de Sanidad trabajará y analizará la evolución de la curva para seguir avanzando en la flexibilización de las restricciones en Navidad. Incluso, la consejera del ramo, Sira Repollés, ha dejado la puerta abierta a reducir las limitaciones en sectores como la hostelería y la cultura siempre que la curva de contagios siga bajando a este ritmo. “Deberíamos bajar a riesgo alto o medio, o bajar algunos indicadores, especialmente en la ocupación de camas UCI, que están al 45%, lo que nos indicaría que podemos tomar alguna medida en entornos sociales y movilidad. Por la evolución de la curva es posible que esta circunstancia se dé en fechas próximas a la navidad”, ha señalado Repollés.

Unas medidas que se asientan en los datos positivos de la situación epidemiológica en las dos últimas semanas. Actualmente, la Comunidad registra una incidencia acumulada de 180 casos por 100.000 habitantes en siete días y de 432 en dos semanas, una tasa de positividad alrededor del 10%, la ocupación de camas UCI por pacientes Covid ha bajado del centenar, y la estancia media en cuidados intensivos es de 19 días.

Aun así, Repollés ha sido clara: Aragón “no plantea una apertura rápida”, con una desescalada “progresiva y lenta”, poniendo el foco “más allá de las Navidades”. “Nuestro horizonte es confirmar la tendencia descendiente y consolidar la incidencia acumulada. El siguiente paso sería flexibilizar otras medidas que permitan una reactivación económica en Navidad”, ha señalado la consejera.

Esa reactivación económica irá dirigida fundamentalmente a dos sectores: la hostelería y la cultura, y siempre siguiendo las limitaciones ya marcadas en el Decreto Ley aprobado por el Ejecutivo, y que contempla tres niveles de alerta, con sus respectivas restricciones, en función de la situación epidémica. “Si pasamos de alerta extrema a riesgo alto o medio, usaremos las medidas del nivel correspondiente y habría incrementos de aforos, de ocupación y las que están recogidas en ese documento”, ha explicado Repollés.

Eso sí, en cualquier caso, por mucho que mejore la situación en las próximas semanas, la idea que manejan los consejeros de Sanidad de todo el país es mantener los confinamientos autonómicos hasta la implantación de la vacuna. “No es nada definitivo, es la idea, pero el marco general es mantener el confinamiento de las comunidades hasta conseguir una inmunización de la población”, ha añadido la responsable de la Sanidad aragonesa.

Print Friendly, PDF & Email