Un aumento de las llamadas pidiendo ayuda confirma que la violencia de género se agrava en pandemia

El Gobierno de Aragón ha guardado un minuto de silencio por las víctimas de violencia de género

La pandemia y el confinamiento han supuesto un “peligro real” para muchas mujeres que han tenido que convivir con sus agresores en el hogar. Una realidad probada por los datos, en los que, según la consejera de Presidencia, Mayte Pérez, el teléfono de asistencia del Instituto Aragonés de la Mujer (IAM) ha recibido un aumento anual de más del 50% de llamadas pidiendo ayuda por un caso de violencia de género en el hogar.

Este miércoles es el Día Internacional para la Erradicación de la Violencia de Género, en homenaje y recuerdo a las víctimas que tiene como objetivo acabar con esta lacra social. Una problemática que ha acabado con la vida de 47 mujeres, por el simple hecho de serlo, en toda España. Los datos negativos no acaban aquí, una macroencuesta realizada en 2019 muestra que la mitad de las mujeres españolas han sufrido algún tipo de violencia de género.

La consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, ha manifestado que la violencia machista es “una lacra que nos avergüenza como sociedad moderna” y ha asegurado que el Ejecutivo aragonés, consciente del problema durante el confinamiento, reforzó los juzgados de Violencia contra la Mujer. También afirman que se ha “agilizado” la contratación de 16 personas para reforzar la asistencia jurídica en todos los partidos judiciales.

La directora gerente del IAM, María Goikoetxea, ha afirmado que el IAM “estuvo funcionando” con un equipo de emergencia durante todo el confinamiento. “El número de intervenciones se ha aumentado, en lugar de prestarse a través de la asesoría presencial se estaba prestando a través de las guardias con una movilización de recursos urgentes”.

Una de las asesorías que más han aumentado sus consultas ha sido la laboral. El año pasado, el IAM registró 141 consultas de esta temática, este 2020, 417, un aumento del 66% anual. Para Goikoetxea, esto demuestra que en “los momentos de crisis, las mujeres salen peor paradas”.

El teléfono 900 504 405, un teléfono gratuito y disponible 24 horas al día y 365 días al año, ha atendido durante todo el confinamiento llamadas alertando de situaciones de peligro para muchas mujeres que tenían que convivir con su maltratador. El principal motivo de las llamadas ha seguido siendo la agresión física, seguido de la del maltrato psicológico y por último de la agresión sexual, que también han aumentado durante este año.

La directora del IAM, también ha alertado de un dato expuesto por la nueva asesoría de agresiones sexuales para jóvenes de 14 a 30 años, la cual recibió solo en el mes de agosto 15 llamadas alertando de una posible agresión sexual.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies