Sancionadas varias empresas de transporte de mercancías peligrosas durante una campaña de Tráfico

En los controles se han intervenido diversas mercancías

La Guardia Civil ha sancionado durante estas dos últimas semanas a diversas empresas de transporte tras detectar infracciones muy graves en el transporte de mercancías peligrosas, así como por usos irregulares y fraudulentos de tarjetas de conductor en los tacógrafos que, además de las elevadas cuantías económicas que suponen, pueden conllevar la pérdida de honorabilidad de la empresa y suspensión de la actividad durante 365 días.

Agentes del Grupo Operativo del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Aragón, junto con los Servicios de Inspección del Transporte del Gobierno de Aragón, han llevado a cabo estas dos últimas semanas diversos controles encuadrados en el Plan de Inspección del Transporte para el año 2020 establecido por el Gobierno de Aragón, que tiene entre otros objetivos la mejora de la seguridad del transporte con un impacto directo en la mejora de la seguridad vial.

Durante los servicios realizados los especialistas de Tráfico han detectado diversas infracciones como el transporte de mercancías peligrosas que se hallaban ocultas entre la mercancía normal (paquetería industrial), sin cumplir con las normas de identificación del vehículo por medio de los paneles de color naranja reglamentarios, así como falta de documentación de las diversas mercancías peligrosas (MMPP), condiciones de su transporte y seguridad, lo que podría conllevar un grave riesgo para la seguridad vial.

Este tipo de mercancías requieren unas condiciones de transporte especiales, ya que presentan riesgos de inflamabilidad, corrosividad o toxicidad, que exigen normas específicas de transporte con la finalidad de garantizar la seguridad del vehículo, conductor y del resto de usuarios de la vía, puesto que en caso de accidente podrían presentar un grave peligro o incluso reaccionar peligrosamente entre ellas y producir una situación de riesgo.

Además, se detectaron conducciones sin la tarjeta del conductor insertada en el tacógrafo, así como de la utilización de una tarjeta de conductor que fue denunciada por pérdida y posteriormente usada de forma conjunta con la nueva adjudicada, todo ello para ocultar las distintas actividades desarrolladas.

Unos hechos que están siendo investigados por especialistas del transporte del sector de tráfico de la Guardia Civil, por si fueran constitutivos de un delito de falsedad documental, siguiendo las instrucciones de la Fiscalía Especializada de Seguridad Vial, para determinar la incriminación en este tipo de comportamientos al considerar delito de falsedad en documento oficial “la manipulación fraudulenta de un tacógrafo que dé como resultado la alteración de los registros del instrumento, realizada con la finalidad de sortear los controles policiales y administrativos”.

Todas las infracciones “Muy Graves” detectadas por los agentes suponen cuantías económicas que oscilan entre los 1.001 y 4.001 euros, pudiendo además conllevar, en alguna de ellas, una pérdida de honorabilidad de la empresa, así como la inhabilitación para el ejercicio de la profesión de transportista durante un periodo de hasta 365 días.

Print Friendly, PDF & Email