Zaragoza quiere salir del desconocimiento exterior y proyectar su imagen al mundo

Después de Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla está Zaragoza. Una realidad poco conocida que no solo hacen a la capital aragonesa como la quinta más poblada, sino la quinta por Producto Interior Bruto (PIB)

“Cuando a alguien se le pregunta cuáles son las cinco ciudades de España, nunca mete a Zaragoza en la lista”. Así, la vicealcaldesa y consejera de Proyección Exterior, Sara Fernández, ha descrito una pregunta muy común que viven los vecinos de Zaragoza cuando salen fuera de ella. Por esta razón, y otras muchas, el actual Ejecutivo municipal creó casi al principio de la pandemia la Oficina de Proyección Exterior para desarrollar e impulsar la imagen de la ciudad que se materializaría en un “incremento de la economía y la empleabilidad”.

Después de Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla está Zaragoza. Una realidad poco conocida que no solo hacen a la capital aragonesa como la quinta más poblada, sino la quinta por Producto Interior Bruto (PIB). Los datos también confirman esta opinión común, el estudio “Cities in Motion” del IESE Bussines School, que estudia la innovación en 174 ciudades de todo el mundo, coloca a Zaragoza en el puesto 86. Sin embargo, en conocimiento y proyección exterior, la ciudad está en el puesto 151. Fernández achaca esta mala imagen de la ciudad a la falta “planificación de forma coordinada” y que no ha existido “una continuidad en las tareas de proyección”.

El plan nace con una base de transversal y que quiere hacerse de forma coordinada con el resto de instituciones, así como con los agentes, destinarios, proveedores y beneficiarios de esta proyección. La Oficina de Proyección Exterior ha identificado cinco ejes y ámbitos estratégicos. El primero, innovación urbana sostenible que tratará los temas de movilidad, gestión del agua, calidad del aire, residuos o energía. La segunda será resaltar la cultura y el patrimonio, a través de potenciar el patrimonio monumental y cultural, no solo tangible, sino también las fiestas y eventos.

El tercer eje está conformado por el turismo, como forma de potenciar la hostelería y equipamientos de ocio. El cuarto, orientado a la formación, educación y emprendimiento, con una política orientada, según Fernández “a captar estudiantes internacionales y turismo formativo”. Y por último, el eje para el desarrollo económico comercial, industrial y logístico. En el que ya se trabaja, pero que se buscará al acabar el plan, en un refuerzo del “vector logístico” de la ciudad.

El plan, que está en una fase de creación, ha sido presentado por el director de la Oficina de Proyección Exterior, Fernando Bermúdez, que ha diseñado un plan de cuatro fases. Actualmente, el proyecto está en la primera fase, en el que se está trabajando en un análisis de los antecedentes de la ciudad y los recursos de los que dispone. Entre las acciones que se están realizando, una de ellas ha sido la entrevista de 50 profesionales municipales para conocer una realidad amplia de la situación.

Después, se pasará a la realización de estudio de posicionamiento DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades), basado en indicadores estandarizados internacionales para conocer más a fondo el posicionamiento de la ciudad. Tras esto, comenzarán las acciones que buscarán reforzar elementos existentes para su potenciación – como la logística- y otros, en los que será necesario crear acciones específicas.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies