El Ayuntamiento de Zaragoza multiplica por cuatro el presupuesto contra las ratas, palomas e insectos

Algunos problemas de plagas de ratas se encuentran en los solares de Zaragoza

El Gobierno de Zaragoza aprobará en su reunión de mañana viernes la tramitación de un nuevo contrato de servicios para el control integral de plagas en el municipio. Dicho contrato, que se dividirá en tres lotes, se licitará por un importe inicial de 273.000 euros anuales, lo que supone un 390% más que los 70.000 euros que se venían destinando hasta ahora a este tipo de intervenciones.

La consejera de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, explica que “se va a poder realizar, por fin, un plan integral de desinsectación y desratización, algo que hasta ahora no había sido posible por distintos motivos desde el Instituto Municipal de Salud Pública”. Chueca también ha criticado la “inacción” llevada a cabo por corporaciones anteriores, como por ejemplo “la no atención a las denuncias por molestias derivadas del exceso de palomas en algunas zonas. Se trata -ha recordado- de un tema muy importante para la salud pública que consideramos prioritario”.

Con el contrato que saldrá a licitación se desarrollará un programa integral que no sólo sea de tipo “correctivo”, con la actuación ante quejas y denuncias, sino que permita prever la presencia de plagas con tratamientos anticipados, antes de causar molestias a los ciudadanos. Para ello, además, se priorizará el uso de métodos ecológicos, eliminando progresivamente el uso de elementos químicos que afectan al medio ambiente.

El contrato incluirá, entre otros aspectos, un diagnóstico de la situación inicial y anual; la elaboración del citado Plan Integral, que abordará tratamientos en parques, márgenes de ríos y espacios públicos de titularidad municipal; monitorización y tratamiento de todos los registros de alcantarillado público frente a roedores e insectos; y la atención de solicitudes, denuncias y avisos.

Además, se elaborará un censo anual de palomas en la ciudad y se harán capturas y retirada en aquellas zonas con afección a la ciudadanía. Finalmente, el contrato también abordará el tratamiento frente a chinches a requerimiento de los Servicios Sociales municipales.

El valor estimado de los tres lotes es de un total de 273.463 euros. El contrato saldrá a licitación por tres años, con posibilidad de dos prórrogas. Es supondría, en el caso de alcanzar esos cinco años de vigencia, un total aproximado de 1.367.463 euros.

Tanto la consejera de Servicios Públicos como los responsables del Instituto Municipal de Salud Pública insisten en que, al margen del importante esfuerzo que se va a realizar desde el Consistorio, la colaboración ciudadana es vital para la prevención de plagas en el medio urbano. “Es importantísimo -recuerda Natalia Chueca- que seamos responsables a la hora de cuidar nuestro entorno. Por ejemplo, dejar basuras fuera de los contenedores puede propiciar y atraer la presencia de roedores”.

Algo parecido sucede con la alimentación de animales en la vía pública, algo prohibido por las ordenanzas municipales y que sólo puede realizarse en sitios autorizados por el personal acreditado para ello. En los últimos meses se han instalado distintas señales advirtiendo de esta prohibición en distintas plazas y parques de Zaragoza. “Los patos y las palomas, por ejemplo, no necesitan ser alimentados y, reiteramos, está prohibido echarles comida. En el caso de las colonias felinas, sólo los voluntarios responsables tienen autorización para ello”, explican desde de Instituto de Salud Pública.

Retirada de palomas y desratizaciones

Con datos hasta el 15 de noviembre, el Instituto ha atendido en 2020 135 denuncias por molestias ocasionadas por palomas y solicitando capturas. Se han retirado 1.877 ejemplares y las capturas continuarán durante este mes de noviembre. Respecto a desratización, este año se han recibido 1.424 solicitudes para el control de plagas, que han derivado en 1.777 tratamientos de desratización y 354 tratamientos de desinsectación.

Además, el IMSP ha realizado tratamientos, entre otros, de control larvario de mosca negra en el río Gállego y en el Ebro (11 muestreos y 6 tratamientos), así como de control de presencia del mosquito tigre, con la colocación de 30 ovitrampas.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies