De abductor a abducido

En el lenguaje coloquial no usamos los antónimos abducción y aducción (términos usados en anatomía), sino extensión y contracción muscular. Abducir viene del latín y significa conducir lejos, apartar o separar. Aducir es lo opuesto. La idea de apartar o separar (por la fuerza) convierte a abducir en sinónimo de secuestrar o raptar, como en inglés, donde “abduction” equivale también a secuestro o rapto. Los devotos de la ufología (considerada como un simulacro de investigación científica por la RAE) han logrado que abducción tenga un significado específico conforme a sus creencias, significado que, sin duda es conocido por el lector y que comentamos a continuación.

Si no encuentras la solución PULSA AQUÍ
¿Secuestro o abducción?:
En inglés, cuando el secuestro o abducción es cometido por seres de otro mundo, debe aclararse que se trata de un secuestro extraterrestre o “alien abdution”, pero en español, gracias a los ufólogos, abducción (sin adjetivos) ha adquirido el significado específico de “secuestro de un ser humano, efectuado por extraterrestres, para trasladarlo a su nave espacial”. Nada menos.

Aducido:
Si bien diferenciamos entre músculos abductores y aductores, hoy el verbo aducir ya no se usa con el sentido de acercar, aproximar o contraer un músculo. Aducir tiene el sentido de alegar pruebas o razones o de argumentar en defensa de alguna causa. Hay, no obstante, otro significado aplicado a un líquido, normalmente agua: traer, llevar o conducir, hoy apenas usado.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies