El Real Zaragoza cosecha una nueva derrota en la visita del Oviedo (1-2)

El tanto zaragocista fue obra de Bolaño en propia puerta. Foto: Tino Gil / Real Zaragoza

El Real Zaragoza volvió a caer derrotado en La Romareda, esta vez ante el Oviedo y en el estreno de Iván Martínez como técnico blanquillo (1-2). Bolaño en propia puerta puso en ventaja a los locales, pero los tantos de Borja Sánchez y Blanco Leschuk justo antes y después del descanso le dieron la vuelta al partido. Francés vio la tarjeta roja directa a quince minutos del final, dejando a Guitián como único central disponible para la siguiente jornada.

Formó el entrenador zaragozano de inicio con un rombo en el centro del campo, con Eguaras en el vértice inferior, Ros y Zapater como interiores y Bermejo de enganche. Los primeros minutos transcurrieron de tanteo, con el Real Zaragoza tratando de poner en práctica los conceptos que el nuevo cuerpo técnico ha tratado de inculcarle durante los entrenamientos de los que ha dispuesto.

Así se cumplieron los primeros diez minutos, con el Oviedo tratando de inclinar el campo hacia la portería defendida esta vez por Ratón, aunque sin materializar ese tenue dominio en ocasiones manifiestas. Rebasado el cuarto de hora, Javi Ros vio la primera amarilla del encuentro al cortar con un agarrón a Tejera una peligrosa contra de los asturianos. El partido se iba instaurando poco a poco en un punto neutro, sin acciones de excesivo brillo cuando, paradójicamente, llegó el primer gol del encuentro.

Una falta botada por Zapater directamente al corazón del área encontraba a Guitián pero, en el forcejeo con Bolaño, es el futbolista visitante quien termina por introducir el balón en su propia portería. Era el 1-0 para un Real Zaragoza que, por el momento, sacaba verdadero petróleo de sus aproximaciones. Espoleados por el tanto, los blanquillos seguían acercándose a la meta de Femenías aunque sin conseguir ampliar la renta, y a punto estuvieron de encajar el empate en un malentendido entre Francés y Ratón que quedó en nada.

Nieto lo intentó para los asturianos a diez minutos del descanso, pero Ratón detuvo el disparo, y poco después fue Blanco Leschuk quien probó suerte con un remate que se marchó desviado. Era la antesala de la igualada, firmada por Borja Sánchez al cabecear un córner en el que Ratón salió a destiempo. De esta manera se llegaba al minuto 45 y Ávalos Barrera decretó el paso por vestuarios, por lo que no hubo tiempo para más.

Segunda parte

La reanudación tenía preparada una nueva estocada para el Real Zaragoza. Tejera recibía libre de marca en el lateral del área, y su envío encontraba el remate de Blanco Leschuk al fondo de la red. Los blanquillos veían así cómo su oponente le daba la vuelta al encuentro en apenas tres minutos de juego, de modo que Iván Martínez renovaba la sala de máquinas, dando entrada a James y Francho en lugar de Ros y Zapater.

Un tímido disparo del “27” zaragocista con pierna zurda fueron las únicas noticias del encuentro en los minutos sucesivos, seguido de otro intento de Bermejo a las manos del arquero. Trataba de estirarse el Zaragoza, buscando las sensaciones que le permitieran creer en sus posibilidades. Narváez se sumaba a las hostilidades, aunque no conseguían inquietar a los del Cuco Ziganda. Para seguir insistiendo, Iván Martínez metía a Zanimacchia por un desdibujado Toro Fernández.

Entre tanto se alcanzaba el minuto 72, con los locales tratando de romper el muro asturiano e inquietar a Femenías. Narváez pedía penalti por un forcejeo dentro del área, pero el VAR se lo negaba. Lo que sí confirmó el videoarbitraje fue una mano de Francés cortando de último hombre una jugada que dejaba a Nahuel solo ante Ratón, por lo que vio la tarjeta roja directa, dejando el eje de la zaga con serios problemas de efectivos de cara a la visita a Ponferrada.

La expulsión cortó definitivamente las alas a un Zaragoza con demasiado peso en las espalas como para poder levantarse, aunque lo luchó por todos los medios hasta el final. Sin embargo, nada destacable ocurrió de ahí hasta el final, y el equipo no pudo brindar los tres puntos a la afición zaragocista en el debut de Iván Martínez al frente del banquillo de La Romareda, cosechando su quinta derrota en los últimos ocho partidos.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies