Detenido nuevamente por la Policía Nacional el carterista que engañaba a taxistas

El detenido pagaba carreras con tarjetas robadas y luego las cancelaba para pedir el dinero sobrante en efectivo
La investigación comenzó en junio con la detención del responsable del local

La Policía Nacional de Aragón ha detenido de nuevo, una semana después, al mismo joven de 24 años como presunto autor de un delito continuado de hurto y estafa, al que en esta ocasión hay que añadirle la imputación de un delito de robo con violencia. La detención se produjo en la tarde del pasado miércoles 11 de noviembre, tan sólo cinco días después de su último paso por el Juzgado por hechos similares..

El identificado como I.Z. cuenta con casi la treintena de detenciones por delitos similares, para los que buscaba a sus víctimas, casi siempre mujeres, a las que sustraía la cartera del interior del bolso, generalmente utilizando la astucia y el descuido. Esta vez, además de siete hurtos y estafas, se le imputa un delito de robo con violencia, cometido en la avenida Cesar Augusto, ya que una de sus víctimas sufrió un fuerte empujón que provocó su caída al suelo, momento que aprovechó para sustraerle el bolso.

Tal y como ocurría en la detención de la pasada semana, el detenido utilizaba el mismo “modus operandi” para hacerse con liquidez y una vez que este se había hecho con el dinero en efectivo, pasaba a utilizar las tarjetas bancarias, para lo cual requería los servicios de varios taxis. Bajo la excusa de que la tarjeta tenía poco saldo y que tenía la necesidad urgente de acudir a un centro hospitalario, el detenido pactaba con el taxista un precio por anticipado.

Utilizando siempre la misma técnica, I.Z. cancelaba la carrera a los pocos minutos, simulando tener que atender unas necesidades antes de acudir a su consulta médica, por lo que requería del chófer el abono proporcional en metálico de la carrera no realizada, consiguiendo así liquidez en cada uno de los viajes.

Print Friendly, PDF & Email
El detenido pagaba carreras con tarjetas robadas y luego las cancelaba para pedir el dinero sobrante en efectivo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies