Vox en Aragón pide instar al Gobierno de España a paralizar la tramitación de la Ley de Educación

La formación ha lamentado la falta de consenso con la que se ha elaborado la normativa
La formación ha lamentado la falta de consenso con la que se ha elaborado la normativa

Vox en Aragón pide instar al Gobierno de España a paralizar la tramitación de la Ley de Educación. Por medio de una PnL plantea establecer un calendario de reuniones con la comunidad educativa y todos los grupos políticos. Con el objetivo de redactar un nuevo proyecto de ley que cuente con el mayor consenso posible.

En el Congreso de los Diputados se está tramitando el proyecto de Ley por el que se modifica la Ley orgánica de educación. “En la justificación de este proyecto se evita realizar un diagnóstico preciso y concreto del sistema educativo español”, señala el diputado de Vox en Aragón David Arranz. Así, no se ha realizado un adecuado diagnóstico de las razones por las que España tiene unas tasas inasumibles de fracaso escolar. Y unos resultados paupérrimos en las pruebas diagnósticas externas en materias troncales y determinantes como comprensión lectora y cálculo matemático. Este problema, una vez más, queda sin afrontarse, apunta Arranz.

Vox lamenta la ausencia de consultas y debate previos con organizaciones y agentes sociales, afectados por un cambio de proyecto educativo de este calado. Y propone la adhesión al manifiesto “Más Plurales, Más Libres, Más Iguales”.

De espaldas a las familias

Este proyecto de ley, aseguran, se ha hecho de espaldas a las familias y coarta la libertad de los padres a elegir lo que consideran bueno para sus hijos. Y para que alcancen el pleno desarrollo de su personalidad, como reza el art. 27.2 de la Constitución, en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos fundamentales y libertades públicas.

Asimismo, este proyecto legislativo “no garantiza la libertad ideológica reconocida por el art. 16 de la Constitución”.

“Se vulneran radicalmente principios y derechos fundamentales proclamados y reconocidos por la Constitución. Con especial referencia a la flagrante inobservancia del art. 27.3, que obliga a los poderes públicos a garantizar el derecho de unos padres a educar a sus hijos conforme a sus propias convicciones morales y religiosas”, indican.

Por otra parte, la normativa proyectada “quebranta el principio de unidad de la Nación. Al dar cobertura legal a la ausencia del español en las aulas de Cataluña, País Vasco, Galicia y Comunidad valenciana”.

De esta forma, señala David Arranz, “se consolida que en determinadas CC.AA. se sigan falseando sistemáticamente los contenidos de materias como Geografía e Historia en su afán por adoctrinar a los alumnos”.

Además, el proyecto de ley que se tramita “despoja a la asignatura de Religión de todo valor académico. Ni tan siquiera se programa una asignatura alternativa”. “Que la nota de la enseñanza de Religión no sea computable a efectos académicos es preterir una asignatura por motivos exclusivamente ideológicos” concluye Arranz.

Finalmente, señala el diputado de Vox en Aragón, el mencionado proyecto de ley tampoco aborda la reforma que precisa la Formación Profesional. Para que se convierta en una alternativa real y efectiva a la formación universitaria. Ni tampoco soluciona este proyecto de ley la paradoja sangrante de tener un único distrito universitario y diecisiete pruebas distintas de acceso a la universidad.

Print Friendly, PDF & Email
La formación ha lamentado la falta de consenso con la que se ha elaborado la normativa

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies