Los municipios turolenses recibirán 25 millones de euros de la DPT para obras, servicios y empleo

El objetivo es incentivar la recuperación económica tras los efectos de la pandemia
El objetivo es incentivar la recuperación económica tras los efectos de la pandemia

La Diputación de Teruel (DPT) ha aprobado hoy por unanimidad en un pleno extraordinario y urgente la modificación presupuestaria de 31.787.168,86 euros, que se ejecutarán entre 2020 y 2021 y que van dirigidos principalmente a los municipios. La mayor parte de ese dinero se destinará directamente a los ayuntamientos, 25 millones de euros: 20 millones para un Plan de Obras y Servicios que ejecutarán los ayuntamientos, que se completa con otros 1,6 millones de euros dirigidos exclusivamente a los barrios y 3.400.000 euros para un Plan de Empleo. Además, se ha dispuesto una partida de 5 millones para mejorar las carreteras y caminos rurales de la red provincial.

Son las grandes cifras de una modificación que se realiza con fondos procedentes de los remanentes de tesorería para gastos generales acumulados, de los que la Diputación puede disponer después de que el Congreso diera luz verde el pasado 20 de octubre a la suspensión de las reglas fiscales en 2020 y 2021, tras la autorización previa de la Comisión Europea. Así, estos 31,7 millones de euros es una inyección al presupuesto de este 2020, que se aprobó en 62,6 millones de euros.

El presidente de la Diputación, Manuel Rando, ha destacado la importancia de la partida: “Para los ayuntamientos utilizamos prácticamente la mayoría del presupuesto. 25 millones que van directamente para obras, servicios y empleo, que va a generar microeconomía circular en cada zona y en toda la provincia. Y a nivel político es trascendental que, otra vez más, después de que el equipo de gobierno se pusiera en contacto con todos los partidos políticos, entre todos hemos llegado a un acuerdo, una vez más. Esto es fundamental”.

“Esto que empezamos hoy”, ha añadido Rando, “forma parte de un todo con el presupuesto del 2021. Por ejemplo el Plan de Empleo se llevará a cabo en el 2021. Y lo hacemos así porque los alcaldes y alcaldesas podrán empezar a contratar a partir de enero. Antes no era posible. Y en el plan de obras y servicios, podrán justificar actuaciones del 2020 y 2021”.

Además, tanto Rando como el vicepresidente Alberto Izquierdo han subrayado “el acuerdo” de todos los grupos con representación en la institución para aprobar esta modificación presupuestaria. “Lo importante es que todos los partidos políticos que están representados en la provincia de Teruel, que es el reflejo que los turolenses hemos votado, estamos de acuerdo en invertir 25 millones de forma directa en los ayuntamientos” ha resaltado Izquierdo.

La modificación se centra en apoyar a los municipios al tiempo que busca la reactivación de la economía y la generación de empleo en un momento de crisis sanitaria pero también económica. No supone para la institución ningún riesgo desde el punto de vista económico y financiero y, aunque el crédito se incorpora al presupuesto del 2020, podrá ejecutarse hasta el 31 de diciembre de 2021 gracias al levantamiento de las reglas fiscales.

Para dar el visto bueno a la modificación presupuestaria, el pleno ha aprobado antes dejar sin validez la modificación por la que se aprobó, el pasado mes de agosto, el Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles de 10 millones de euros al que se iba a dedicar el superávit antes de que se suspendieran las reglas fiscales.

Plan de obras y servicios

La partida más cuantiosa de la modificación de créditos es la del Plan de Obras y Servicios, que con 20 millones de euros supone el doble que lo que se había presupuestado inicialmente a cargo del superávit de 2019. Este nuevo plan permitirá a los ayuntamientos llevar a cabo los proyectos de obras previstos y, además, contempla la posibilidad de comprar bienes. El periodo de justificación va desde el 1 de enero de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2021.

Como gran novedad, la modificación establece también una partida específica y diferenciada de obras y servicios para los barrios, asegurándose de que todos ellos cuenten con sus propias actuaciones. Son 1,6 millones de euros y se repartirán con criterios objetivos.

En cuanto al Plan de Empleo, se contempla una partida de 3,4 millones de euros, el doble de lo que estaba consignado en el presupuesto de 2020 y que en una posterior modificación presupuestaria se elevó a 2,1 millones. De esta forma, se doblan los recursos económicos para que los ayuntamientos contraten a desempleados y desempleadas para llevar a cabo las funciones que requieran en sus municipios.

En el apartado de infraestructuras, se recogen 2 millones de euros para conservación de caminos rurales y 3 millones más para la conservación de carreteras. Medio millón de euros se destinarán a inversiones en el edificio de la Colonia Polster y 342.000 para adquirir un local y garajes para poner en marcha una nueva sede de la Diputación de Teruel en Alcañiz.

La Diputación contempla también 200.000 euros para trasferencias a residencias de la tercera edad, con las que apoyar el trabajo que se está haciendo en estos lugar en la crisis sanitaria.

La modificación también recoge 130.000 euros para trabajos de sondeos de investigación y captaciones de agua, siguiendo con el trabajo iniciado al aprobar un convenio marco para todos los municipios con necesidades de agua.

Se han incluido, además, partidas para adquirir bienes necesarios para la Diputación, como 150.168,86 para material por el Covid-19; 150.000 euros para adquirir vehículos para el parque de maquinaria y 85.000 euros para vehículos destinados al Gabinete Geológico y Arquitectura y al Museo de Teruel; y 100.000 euros en maquinaria para el Laboratorio de Medio Ambiente de Andorra.

Otras partidas con menor importe se destinarán a la adquisición de terrenos en el entorno del yacimiento de La Caridad (33.000 euros), a distintos trabajos de conservación en el antiguo Hogar Comandante Aguado (50.000 euros) y a la digitalización de los fondos de Diario de Teruel y su puesta en línea (47.000 euros).

Suspensión de las reglas fiscales

El Consejo de Ministros aprobó el pasado 6 de octubre de 2020 suspender las reglas fiscales en 2020 y 2021, de manera que pone a disposición del conjunto de las administraciones públicas, entre ellas las Administraciones Locales, todas las herramientas posibles para hacer frente a la emergencia sanitaria y, al mismo tiempo, permitir una flexibilidad fiscal que permita impulsar la recuperación económica y social.

Se trata de una medida extraordinaria que se adopta en un escenario de pandemia y que se sustenta en la decisión adoptada por la Comisión Europea de activar la cláusula de salvaguarda para el año 2020 y 2021, todo ello en el contexto de la crisis que estamos sufriendo, así como por la absorción importante de un primer paquete de Fondos europeos. De hecho, la suspensión de las reglas fiscales no supone que desaparezca la responsabilidad fiscal, sino que se tiene la intención de avanzar hacia una senda descendente del déficit público.

A esto se suma que el presupuesto de 2021 también podrá ser más expansivo. Todo ello supondrá unos esfuerzos administrativos de gestión que requerirán la ampliación de la actual estructura de personal que tiene la Diputación de Teruel a través de un programa de empleo de carácter temporal.

Print Friendly, PDF & Email
El objetivo es incentivar la recuperación económica tras los efectos de la pandemia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies