Iván Martínez adelanta un cambio de pizarra en el Real Zaragoza para medirse al Oviedo

El técnico tendrá que lidiar hasta con ocho bajas
El técnico tendrá que lidiar hasta con ocho bajas

El nuevo entrenador del Real Zaragoza, Iván Martínez, se ha mostrado feliz por la oportunidad de hacerse cargo del primer equipo y deseoso de comenzar su etapa en el banquillo de La Romareda con el partido de este viernes ante el Real Oviedo. Un encuentro para el que el técnico ha adelantado que “seguramente” cambiará el sistema de juego con respecto a las órdenes del anterior entrenador, Rubén Baraja.

“Somos un cuerpo técnico que se adapta a los jugadores de los que disponemos y a las cualidades del rival”, ha adelantado Martínez, quien eso sí ha reconocido que sus decisiones estarán condicionadas por las bajas. Hasta ocho jugadores del primer equipo no podrán pisar el césped este viernes con la camiseta del Real Zaragoza, bien por lesión o por la llamada de sus respectivas selecciones.

Una situación que ha obligado a Iván Martínez a entrenar este jueves con siete jugadores del filial. Muchos de ellos coincidieron ya con el técnico en las categorías inferiores del Real Zaragoza, por lo que son jugadores que conoce “perfectamente” y “están preparados” para jugar en Segunda División si el partido lo requiere”.

Sobre el estado en el que se ha encontrado al equipo, tras diez puntos en diez partidos, Martínez ha reconocido que ante una dinámica tan pobre “la moral siempre tiende a bajar”. Con todo, el míster se ha mostrado convencido de que los jugadores saldrán al campo este viernes “con una altísima concentración y motivación” y ha defendido que en los días que lleva al frente del primer equipo su cuerpo técnico ya ha percibido un ambiente “más positivo” en la plantilla.

Tras unos días convulsos en las oficinas de La Romareda, con la posible contratación de Víctor Fernández, Iván Martínez ha evitado valorar su llegada al banquillo, de la que sí ha dicho que se trata de “un sueño que va a ser posible”. Sobre su futuro y el del equipo, el entrenador solo ha querido marcarse como meta el próximo partido ante el Oviedo, del que espera “llevarse la alegría de los tres puntos”.

Print Friendly, PDF & Email
El técnico tendrá que lidiar hasta con ocho bajas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies