Ennis salva al Casademont sobre la bocina (78-75)

El jugador exterior daba el triunfo a menos de un segundo. Foto: Casademont Zaragoza

El Casademont Zaragoza suma su segunda victoria en la Basketball Champions League, tras batir al Nizhny Novgorod en un nuevo final de infarto (78-75). Tras un irregular inicio, el segundo cuarto dio a los rusos una renta de once puntos y en la segunda parte los rojillos reaccionaron por dos veces para sumar un valioso triunfo, gracias a la irrupción en el último cuarto de Dylan Ennis, autor de 22 puntos y el triple decisivo.

Gravilovic y Brussino abrieron el encuentro a triples, en un inicio parejo que Ennis tras colocar un tapón y recuperar, completó el coast to coast. El ‘31’ rojillo se gustaba desde 7 metros para alcanzar el 12-9. Al recital triplista se sumó Rupnik en ese ir y venir, hasta que Seeley sacó su toque para abrir la pequeña diferencia que redujeron los rusos en la última posesión del tramo para dejar una mínima ventaja tras los primeros diez minutos.

Brussino de triple volvió a arrancar la ventaja rojilla hasta que Gravilovic en ese arreón se fue al 23-25 y Hernández paró el encuentro. Se invirtieron los papeles y quien corría era Nizhny y quien atacaba en estático los rojillos. El parcial visitante disparó el marcador (27-40) ya mediado el segundo cuarto. Thompson vulneró la zona rusa con una línea de fondo terminando con mate, un rebote defensivo y otra canasta del 33 rojillo y devolver el tiempo muerto al otro banquillo, antes de dejar el asunto once abajo al descanso.

Tras la pausa, el equipo rojillo buscó la reacción y el ruso estirar la diferencia. La tercera falta de Thompson dejó en pista a Barreiro y Benzing como interiores, sacando el alemán la tercera a Baburin y firmando el 37-48 (min.14). Subió la intensidad defensiva Casademont Zaragoza, dos robos seguidos para que Seeley y Robin abrieran ventaja, San Miguel sentara a Baburon con 4 faltas, Benzing, Brussino y Barreiro rubricaran el 12-0 de parcial, superado el medio cuarto (47-48). Partido nuevo. El alemán en el poste bajo cargaba de faltas a los rusos y cobraba en el 4.60 para volver a la inercia de principio de partido, cerrando el cuarto a un punto.

El último cuarto conservó el guion de alternancias en el marcador. Se refugió en los triples el bloque ruso ante el cese de la anotación rojilla, lo que obligó a Sergio Hernández a pedir un tiempo (58-67) a 6.55 del final. Ennis abrió la reacción zaragozana y sostuvo con sus penetraciones la reacción local. Sergio Hernández apostó por Benzing y Barreiro como interiores, con San Miguel poniendo el triple y Ennis el empate a 73 a 1.21 del telón. Final a suerte o verdad. Con 75 iguales se entró en el último minuto. Erró Nizhny y Dylan Ennis clavó un triple desde ocho metros para darle la victoria a los maños a nueve décimas del final del choque.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies