Lalo Arantegui confirma a Iván Martínez en el banquillo zaragocista sin la etiqueta de “provisional”

El técnico da el salto al primer equipo. Foto: Real Zaragoza (Tino Gil)

El director deportivo del Real Zaragoza, Lalo Arantegui, ha querido cerrar de un plumazo el debate: Iván Martínez será el entrenador zaragocista hasta final de temporada. La “respuesta negativa” de Víctor Fernández a aceptar su regreso, tres meses después de su salida, ha empujado a tomar esta decisión que supone una oportunidad de oro para que el técnico del filial dé el salto a la elite y abandone el fútbol de formación.

Arantegui ha reconocido que a inicios de semana “hubo un contacto con Víctor y Víctor no se ha visto en estos momentos para coger el equipo”, por lo que de ahí pasaron a “optar por Iván Martínez, un entrenador de la casa que ha demostrado su capacidad para liderar los equipos en los que ha estado, de gran talento y que tiene su primera oportunidad en estos momentos”.

Además, para reforzar su apoyo, el director deportivo ha insistido en que “no está de manera provisional para uno o dos partidos desde luego” y que su intención es que Iván Martínez “sea el entrenador del Real Zaragoza hasta que dicten los resultados que no puede serlo”. Cuestionado por si entendería que la directiva siguiera insistiendo en convencer a Víctor, ha explicado que no puede “obligar a nadie a nada” y que “dentro del club pueden tomar las decisiones que estimen oportunas”.

Sobre la capacidad como entrenador de Iván Martínez y de adaptarse a la plantilla, Lalo Arantegui ha recordado que el grupo “está diseñado para un estilo y para otros, sólo hay que ver el número de mediocentros en el equipo, que da opción de jugar con otros sistemas”. Además, ha explicado que el nuevo entrenador “maneja varios sistemas tácticos al inicio y durante el partido y tiene futbolistas muy capacitados para adaptarse a otros sistemas”.

En cuanto a la capacidad de reacción del equipo, el director deportivo ha reconocido que la crisis ha llegado demasiado pronto, con sólo diez partidos, a pesar de que ya contaban que “iba a ser una temporada difícil en los comienzos porque no ha habido pretemporada”. Eso sí, ha recordado que “quedan 30 partidos y el Real Zaragoza está a siete puntos del playoff y con un partido menos”, considerando por tanto que están “a tiempo de todo”. En este sentido, ha querido incidir en que creen “mucho en la capacidad de Iván Martínez” y están “convencidos de que va a cambiar la dinámica del grupo”.

Sin revolución invernal 

“En estos momentos confiamos en la plantilla actual”. Han sido las primeras palabras de Lalo Arantegui respecto a si valora llevar a cabo una revolución invernal en el grupo, confiando en que “se pueda dar un cambio de situación con la incorporación de Iván Martínez”. Además, ha recordado que “faltan dos meses” y no pude apresurarse “a decir lo que va a suceder”, pero sí que ha dejado claro que no vaticina “una revolución en el mercado”.

En este aspecto, ha recordado que “a priori no hay recursos para hacerlo” y también ha manifestado que viendo el rendimiento de jugadores actuales “puedes pensar en haber hecho una cosa u otra en verano” pero, eso sí, dejando muy claro que no se arrepiente “de las decisiones, sobre todo en el capítulo de salidas”. Un dardo interpretable a la marcha de Shinji Kagawa, que a día de hoy sigue sin equipo y entrena en solitario en la Ciudad Deportiva.

Su puesto en el club y la marcha de Baraja 

Habiendo tenido que tomar la decisión de destituir a Rubén Baraja, Lalo Arantegui ha corroborado que no se ha sentido en ningún momento cuestionado por la directiva de cara a perder su puesto. “El club me ha transmitido la máxima libertad y apoyo desde el primer momento en la toma de decisiones”, ha comentado, recordando que “en los tres últimos años se han jugado dos playoffs”.

Por ello, ha admitido que no tiene esa sensación de desconfianza, “todo lo contrario, sí de máximo apoyo”, y se ha mostrado convencido de que están “a tiempo de cambiar la situación porque llevamos diez jornadas y nos ponemos nerviosos demasiado pronto”. En este sentido, no ha obviado que “al equipo le hacía falta un cambio”, insistiendo hasta la saciedad en que todavía están “a tiempo de todo”.

Por último, ha mostrado su agradecimiento durante varias ocasiones a Baraja y su cuerpo técnico, reconociendo que “no es un buen trago destituir a un entrenador y especialmente en este caso más con Rubén” porque ha visto “cómo trabajan en el día a día y cómo se han dedicado hacia el club”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies