Más de 40 fallecimientos en lo que va de año en accidentes de tráfico

La representante del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría, junto a miembros de Aesleme.

Desde el año 2018, la Dirección General de Tráfico y Aesleme, la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular de Espalda, colaboran en la realización de controles de concienciación y sensibilización. La diferencia de estos controles es que una persona, con secuelas por un siniestro vial, participa junto a Guardia Civil en tareas de sensibilización.

La delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría, ha visitado esta mañana uno de estos controles, donde ha explicado que “en lo que va de año se han producido en Aragón 37 siniestros de circulación con fallecidos, que han supuesto la muerte de 43 personas; en todo el 2019, fueron 53 las víctimas mortales”. Ha añadido, además, que “a estas dramáticas cifras hay que sumar las de muchas personas cuya vida queda truncada como resultado del suceso”. De hecho, se calcula que cada año en España hay más de 13.000 personas que sufren secuelas graves por la siniestralidad vial.

La delegada, junto a Francisco Ureta, delegado autonómico de Aesleme, ha estado presente en un control en la A-120, en Zaragoza, en compañía del subdelegado en Zaragoza, Fernando Beltrán, y el Jefe Provincial de Tráfico, José Antonio Mérida. Allí, dos miembros de Aesleme se acercan a los conductores que para la Guardia Civil para realizar controles de alcoholemia y les cuentan, en primera persona, las consecuencias de las distracciones al volante. Los controles se realizan en horario laboral, en zonas como polígonos industriales, para informar a los trabajadores ante el número considerable de sucesos de tráfico que se producen tanto in itinere como en misión, durante la jornada de trabajo.

El responsable de Aesleme, Francisco Ureta, ha explicado que “intentamos contarles la tragedia que supone venir a este otro lado de la vida, y hablamos en nombre de muchas personas con el fin de que nadie venga a este lado, nada de lo que hacemos merece la pena si pagamos un precio tan alto”. “No puede ser que un niño de cinco años venga a nuestra asociación porque sus padres conducían mandando un whatsapp y no podemos asimilar que esto sea la normalidad”, señalaba Ureta.

La delegada también ha insistido en que debemos seguir trabajando ante unos datos inaceptables, “convivimos cada día con cifras complicadas de fallecidos por coronavirus, pero sigue habiendo otras causas de mortalidad y de secuelas graves que no podemos permitir porque parten muchas veces de descuidos y distracciones”. De este modo ha insistido “en la necesidad de respetar la velocidad de circulación, el uso del cinturón de seguridad o de los elementos de retención infantil, que sigamos respetando que si bebes no conduzcas, o el no uso del móvil mientras conducimos, ya que aumenta entre 5 y 10 veces la posibilidad de sufrir un accidente”.

Además, Alegría ha recordado las múltiples actividades que realizado al Dirección General de Tráfico, en colaboración con la Guardia Civil, para concienciar a los ciudadanos. “Hace apenas unas semanas concluimos una de control y vigilancia de furgonetas, que hasta finales de octubre han protagonizado en nuestra comunidad casi 400 accidentes, con 3 fallecidos y 28 heridos”. Y anunciaba que la semana que viene se llevará a cabo otra campaña de control de condiciones de los vehículos. Según el último estudio realizado por Tráfico, el riesgo de fallecer o resultar herido grave se multiplica por dos al comparar los accidentes ocurridos con vehículos de 10 a 15 años de antigüedad, en relación con vehículos de menos de 5 años.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies