Disuelta una fiesta de cumpleaños con doce personas en Casetas, la mayoría menores

La Guardia Civil localizó a los jóvenes que salieron por la ventana cuando intentaron entrar de nuevo

La Guardia Civil disolvió el pasado sábado una fiesta de cumpleaños que se estaba celebrando en el interior de una vivienda en Casetas. Allí se encontraban un total de doce personas, en su mayoría menores de edad, consumiendo alcohol sin que hubiera ningún adulto a su cargo. Algunos de ellos abandonaron la casa por la ventana cuando llegaron los agentes, pero fueron interceptados al tratar de entrar de nuevo, también por la ventana.

Tras recibir el aviso de un vecino,varios efectivos se trasladaron al inmueble, donde pudieron comprobar cómo desde el rellano de la puerta de acceso a la vivienda se escuchaba un gran bullicio proveniente del interior. En el momento de llamar al timbre, se escuchó a varios jóvenes decir en voz alta que podría tratarse de la “policía” y que corrieran para salir del lugar. Segundos después, una joven menor de edad abrió la puerta del domicilio y comunicó a los agentes que sus pares estaban fuera y que únicamente se hallaban en el inmueble cuatro personas, todas ellas de entre 13 y 14 años.

Los agentes observaron que se encontraban en evidente estado de embriaguez y de hecho, una de las jóvenes tuvo que ser ayudada por los agentes por los síntomas que presentaba, por lo que tuvieron que localizar a su madre para que se hiciera cargo.

Una vez abandonado el domicilio, mientras otros agentes trataban de localizar a los jóvenes que habían salido del inmueble por una de las ventanas que daba acceso a la parte posterior del edificio, se recibió un nuevo aviso informando que varias personas habían vuelto a entrar en la vivienda por la ventana. De inmediato se regresó al lugar y fueron localizados otros tres menores que se habían unido de nuevo a la fiesta. El resto de asistentes, de entre 17 y 18 años, fueron localizados por los alrededores del edificio, alguno de ellos agazapado entre vehículos.

Una vez disuelta la fiesta, las menores quedaron al cargo de un familiar, y los progenitores de la menor que vivía allí dijeron desconocer el alcance de la celebración, puesto que tenían entendido que únicamente iban a cenar las cuatro amigas para celebrar el cumpleaños.

Los doce jóvenes que participaban en la fiesta fueron propuestos para sanción por establecer reuniones sociales de más de seis personas, y los que fueron localizados en el exterior del edificio también fueron propuestos para sanción por permanecer en la vía pública sin motivo justificado entre las 23.00 y las 06.00 horas.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies