Baraja carga contra la plantilla por su actitud ante el Tenerife

Los maños quieren solventar la crisis de resultados. Foto: Tino Gil (Real Zaragoza)

El entrenador del Real Zaragoza, Rubén Baraja, salió a la sala de prensa del Heliodoro Rodríguez López consciente de la complicadísima situación que atraviesa el equipo tras una victoria en diez partidos, otra jornada sin marcar y al límite con el descenso a Segunda División B. El técnico se mostró “realmente enfadado” con la actitud de su plantilla durante la primera mitad. “Sabía que nos iban a apretar, que nos iban a exigir y no hemos mantenido la intensidad que necesitaba el partido. En una acción puntual, nos han hecho el 1-0, y, como nos está pasando habitualmente, hubo que remar”, lamentó el vallisoletano.

El exvalencianista aseguró que “los cinco primeros minutos han sido lo mejor; pero el resto no me ha gustado nada”. “Hay que competir, hay que meterle corazón. Defendemos un escudo, una institución que tiene mucha historia detrás, y no podemos permitirnos el lujo de hacer lo que hemos hecho en la primera mitad”, criticó.

El técnico no puso paños calientes a la derrota, ni al nivel ofrecido por sus jugadores en el terreno de juego. “Ellos tienen que entenderlo. Lo hemos visto así en el descanso y en la segunda parte hemos mejorado algo, hemos tenido más continuidad, hemos tratado de generar situaciones, pero ellos también se han defendido bien. El Tenerife también se jugaba mucho en el partido y no hemos podido ni siquiera empatar”, lamentó el vallisoletano.

En la cuerda floja

El futuro del excapitán valencianista está en el aire, ya que no logra revertir el mal momento que atraviesa el equipo. “No pierdo el tiempo en eso, el más crítico en estas situaciones soy yo y soy el que tiene que encontrar las soluciones», afirmó con contundencia.

Además, el técnico valoró que a pesar de lo que se había visto, el grupo llegaba “de competir bien” y que él esperaba “que los últimos minutos del otro día dieran confianza”, aunque admitió que “cuando te pasan cosas y te siguen pasando no es casualidad”.

Por el momento, Rubén Baraja sigue siendo el entrenador del Real Zaragoza y esto significa que “mis jugadores se van a dejar la piel en cada partido. Necesito rendimiento de todos, que participen y la gente que se quiera subir, adelante. No tengo problemas ni con uno ni con otro. Es un grupo que trabaja muy bien pero lo de este domingo no se puede permitir, hay una camiseta que defender y no se pueden bajar los brazos”, concluyó tras el encuentro.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies