El Real Zaragoza naufraga y cae derrotado en Tenerife (1-0)

Tejero disputa un balón ante la presión de Nono en el partido contra el Tenerife.

A la deriva, así va el Real Zaragoza desde que diese inicio el curso 2020-2021. En los diez encuentros disputados no ha dado muestras de estabilidad en su juego, sí negativamente en los resultados. Este domingo sufrió una nueva derrota en el Heliodoro Rodriguez López (1-0) ante un Tenerife muy superior en todas las líneas, pero también en intensidad, en talento y en amor propio. Esta vez, fue un gol tempranero a balón parado el que dejó noqueado a los aragoneses, a los que ni un arreón final les valió para sacar algo positivo.

Rubén Baraja es el principal, que no único señalado. La plantilla no ha asimilado la idea del técnico, los jugadores rinden por debajo de su verdadero nivel, cada rival que se mide con el conjunto zaragozano pasa por encima del mismo sin ningún miramiento. Y todo ello lo paga debido a su fragilidad defensiva e inoperancia en el ataque. La nave de Baraja zarpó forzosamente, ahora se tambalea y el puerto queda aún a muchas millas.

En el fuego cruzado inicial, el Zaragoza pudo adelantarse en el marcador hasta en dos ocasiones, con un cabezazo del Toro y un disparo de Zanimacchia que frenó la defensa. Hasta aquí duró el conjunto aragonés, el Tenerife le metió el miedo en el cuerpo con un testarazo de Zarfino al larguero, le hizo daño con Suso por banda, le quito el balón y la iniciativa en el juego.

En el minuto 14, Alberto peinó un córner al segundo palo y Fran Sol cabeceó solo ante Cristian. El argentino hizo lo imposible pero la inercia del remate le impidió evitar el 1-0. Sin mucho esfuerzo, el conjunto tinerfeño empezó a desbordar por fuera con Moore y Vada, que surtían de opciones a un Fran Sol, el cual pudo aumentar la cuenta en varias ocasiones. Las posesiones del conjunto maño eran más un desahogo que verdadero peligro.

La segunda parte

En los primeros instantes de juego, el árbitro anuló un tanto de Vada por falta previa sobre Chavarría. Susto o muerte para los aragoneses. Baraja movió el banquillo, dio entrada a Larrazabal e hizo debutar al canterano Azón, con la esperanza de activar al equipo. De poco sirvió. El Tenerife dio un paso atrás, entregó la posesión al Zaragoza, que no supo muy bien qué hacer con ella, y se limitó a esperar.

Zarfino tuvo en sus botas el 2-0 si no llega a evitarlo Chavarría con un pie milagroso. Solo quedaba el arreón final de pundonor que aún les queda a los zaragozanos, en esta ocasión, gracias al fútbol de Bermejo y la garra de Azón. En un centro de Igbekeme al punto de penalti pudo sumar su primer tanto con la camiseta blanquilla, pero no acertó a rematar ante Ortolá.

Bermejo, como acostumbra, tomó el timón del ataque aragonés, prácticamente porque nadie quiere hacerse cargo de él, pero esta vez no conectó con Narváez, que pasó de puntillas en su regreso a las islas. A balón parado, mediante centros y a la desesperada, el Zaragoza intentó empatar el encuentro, pero el Tenerife no iba a dejar escapar los tres puntos.

1 – Tenerife: Ortolá; Shaq Moore, Bruno Wilson, Alberto, Álex Muñoz; Giovanni Zarfino, Ramón Folch, Valentín Vada (Aitor Sanz, min.62), Nono (Carlos Ruiz, min.85); Suso Santana (González, min.62) y Fran Sol (Padilla, min.79).

0 – Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Tejero, Francés, Guitián, Chavarría; Javi Ros, Igbekeme (Serrano, min.70), Bermejo, Zanimacchia (Larrazábal, min.45); Narváez y Fernández (Azón, min.45).

Goles: 1-0, min.14: Fran Sol.
Árbitro: Muñiz Ruiz (Comité gallego).
Tarjetas: Amonestó por los locales a Álex Muñoz y Vada y por los visitantes a Francés.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies