El techo de gasto rozará los 6.200 millones con el impulso de los fondos de Moncloa y Europa

El cuatripartito se ha marcado el reto de tener los presupuestos aprobados el 31 de diciembre

El Consejo de Gobierno ha aprobado este miércoles el techo de gasto de los presupuestos de la Comunidad para 2021, que ascenderá a 6.177 millones de euros, 593 millones más que en 2020. Será el mayor límite impuesto por el Ejecutivo autonómico, gracias a la suspensión de las reglas fiscales para el próximo año, a la previsible llegada de 216 millones del fondo europeo React-EU y a las transferencias del Estado.

Con esta norma, el cuatripartito, que quiere debatir este proyecto en las Cortes en el Pleno de la próxima semana, busca “movilizar todos los recursos” y “generar un presupuesto expansivo”, ha explicado el consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, “garantizando el Estado de Bienestar y dando un impulso para la reorientación económica”. “Este techo de gasto está muy pegado a los objetivos de la Estrategia de Recuperación, que son objetivos más amplios, firmados por las fuerzas políticas, sindicales y empresariales”, ha señalado el responsable del ramo.

Así, Pérez Anadón reconoce que ha habido dos “estadios” que condicionan los mecanismos presupuestarios. En primer lugar, se encuentran los fondos europeos React-EU, que elevan el techo de gasto en 216 millones. “Europa ha adoptado una posición bien distinta a las políticas de austeridad en la anterior crisis, y ha permitido poner en circulación las cantidades económicas necesarias para luchar frente a la pandemia y la recuperación económica”, ha resaltado el consejero.

Por otro lado, la suspensión de las reglas fiscales por parte del Gobierno de España ha permitido incrementar las aportaciones para estimular la recuperación económica. En concreto, el techo de gasto contempla una transferencia del Estado del 1,1% del PIB, de 405 millones de euros, y otros 405 millones que asume el Estado a través del déficit.

Del mismo modo, este proyecto también contempla una caída de los ingresos por impuestos propios y cedidos de 70 millones de euros, reflejando un 13,6% menos que en el presupuesto de 2020. “En septiembre y octubre tenemos caídas en impuestos cedidos del 22,32% y en propios del 31,64%”, ha remarcado Pérez Anadón.

Con estas premisas, el Gobierno plantea la construcción de un presupuesto que “no va a tener holguras”, pero “dota suficientemente a todos aquellos gastos que podamos seguir teniendo y que da respuesta a las rigideces de la situación económica”. Además, mantiene el reto que se marcó el cuatripartito de tener las cuentas aprobadas “en tiempo y forma”, es decir, contar con presupuesto el 1 de enero.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies