Benzema y Hazard se bastan para desarbolar con facilidad al Huesca (4-1)

Los oscenses caían con facilidad. Foto: web S.D. Huesca

Aunque en ningún momento contó con opciones de puntuar, la Sociedad Deportiva Huesca caía con honra ante el Real Madrid y salía de Valdebebas sin una herida demasiado sangrante tras el 4-1 final. Los blancos no necesitaron brillar para superar a los oscenses, quienes duraron 30 minutos compitiendo en el terreno de juego para, después, acabar superados especialmente por la conexión entre Hazard y Benzema.

Para el choque, Míchel apostaba por la defensa conocida con Maffeo, Pulido, Siovas y Luisinho atrás y a partir de ahí, novedades. Mosquera y Borja García estarían acompañados por Nwakali en la medular; en ataque, Sergio Gómez, Rafa Mir y Ontiveros como hombres más adelantados. Enfrente, una constelación de estrellas aunque con alguna rotación por parte de Zidane, dejando a Varane o Kroos en el banquillo. Eso sí, hombres como Ramos, Hazard, Benzema, Modric, Asensio o Casemiro brillaban con luz propia, al menos a priori.

Lo cierto es que los primeros minutos en Valdebebas estuvieron marcados por una gran igualdad. Los oscenses plantaban cara, aguantaban ordenados y apenas Hazard, con un disparo que se marchaba alto, amenazaba la tranquilidad visitante. Además, el planteamiento dejaba claro la búsqueda de Rafa Mir en solitario, rondando las inmediaciones de Courtois. Incluso vio cómo le anulaban en el 19 un tanto, eso sí, por un claro fuera de juego.

La primera clara la tenía Sergio Ramos, cómo no de cabeza, tras un centro de Marcelo. Era en el minuto 24, pero el de Camas se encontraba con una buena estirada de Andrés Fernández para desbaratar el peligro. No tardaría en llegar la réplica de un valiente Huesca. Ontiveros lanzaba un magistral centro al segundo palo, Sergio Gómez atacaba la pelota pero al llegar forzado no impactaba bien, marchándose alto el esférico en una posición muy cercana a Courtois.

Pese a que el Real Madrid merodeaba cada vez más el área de Andrés, la falta de claridad y acierto en los metros finales seguía dejando una primera mitad con escasas opciones claras de gol. Eso sí, nunca es buena noticia que futbolistas de tanta calidad vuelquen el campo a su favor. Sin que llegara en exceso el cántaro a la fuente, termino rompiéndose. Lo hacía por medio de Hazard, que se sacó un disparo magistral, potente y lejano que superaba a Andrés en el minuto 39. Su primer tanto en casi 400 días.

No sentó nada bien el tanto a los altoaragoneses, que parecieron doblar la rodilla desde entonces. Y, con el árbitro a punto de señalar el descanso, llegaba el 2-0. Benzema amortiguaba con el pecho un centro de Lucas Vázquez. El francés aprovechaba la desidia defensiva visitante, fallo al medir el salto de Maffeo incluido, para acomodársela a la zurda y batir a Andrés con un disparo cruzado.

Segunda parte

Javi Galán y Ferreiro eran las apuestas de Míchel en detrimento de Ontiveros y Sergio Gómez. Pero el Real Madrid jugaría a placer e incluso amplió el marcador en el 53 para evitar cualquier susto para sus intereses. En una gran jugada colectiva, Benzema servía al segundo palo para Valverde, quien controlaba y lanzaba un latigazo lejos del alcance de Andrés. El choque estaba más que finiquitado, pero el Huesca tenía la obligación de no dejarse llevar o volvería a tierras aragonesas con un carro de tantos encajados.

Intentaba la reacción con las entradas de Sandro y Eugeni por Nwakali y Borja García, pero era Benzema el que rozaba el cuarto poco después tras una contra guiada por Vinícius. También Ramos de cabeza, en lo que comenzaba a poder definirse como un asedio. Ambas escuadras aceptaban con solemnidad su más que claro destino, dejando pasar los minutos y prácticamente deseando que el trencilla señalara el pitido final.

Pero el choque todavía tendría un giro argumental. En una buena maniobra de Rafa Mir, en el minuto 74, el ariete ponía un gran centro para la entrada al segundo palo de Ferreiro, que batía sin oposición a Courtois. Tiempo había para la esperanza, pero las sensaciones dictaban lo contrario pese a que el corazón oscense sí quería más.

Con 4-1 finalizaba un choque, sellando Benzema su doblete en el descuento, en el que la Sociedad Deportiva Huesca dejaba sensaciones encontradas. Por un lado sí había sido capaz de competir la primera media hora ante el actual campeón de Liga, pero por otra resulta evidente la diferencia sideral entre ambas escuadras y que en ningún momento se vio a los de Míchel capaces de puntuar. Y el primer triunfo en Liga continúa sin llegar.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies