La DPZ abona 15,6 millones a los ayuntamientos como tercer pago del Plan de Subvenciones

Las normas del PLUS establecen que el primer anticipo tiene que abonarse a los ayuntamientos tras la aprobación definitiva del plan

El presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, ha firmado ya el decreto en el que ordena el pago de los 15,6 millones de euros que van a recibir los 292 ayuntamientos de la provincia como tercer anticipo del Plan Unificado de Subvenciones (PLUS). Los municipios ingresarán el dinero en los próximos días y para completar los 40 millones que les corresponden dentro de la anualidad 2020 solo les faltará recibir los fondos del plan para compensar las ayudas a las que tuvieron que renunciar por el covid (que asciende a 2,3 millones de euros y se aprobará en las próximas semanas).

“Está siendo un año tremendamente difícil, pero gracias al esfuerzo de nuestros trabajadores hemos vuelto a cumplir todos los compromisos del PLUS con los ayuntamientos”, destaca Sánchez Quero, que recuerda que en abril, en pleno confinamiento por el primer estado de alarma, la DPZ desbloqueó la tramitación de su principal programa de subvenciones acogiéndose a una excepción a la suspensión de los plazos administrativos decretada por el Gobierno central. “Gracias a eso, el PLUS se pudo aprobar definitivamente a finales de abril sin tener que esperar a que se levantara la suspensión de los plazos. Además, anticipamos el segundo pago y lo transferimos a la vez que el primero, de forma que en junio los municipios recibieron no once, sino 24 millones de euros”, subraya el presidente.

A eso hay que sumar que en mayo la Diputación de Zaragoza habilitó un procedimiento para que los ayuntamientos renunciaran a las ayudas que no podían ejecutar por el covid sin perder el dinero. “Los consistorios hicieron sus peticiones para el PLUS 2020 en el verano de 2019, cuando nadie podía prever las circunstancias totalmente excepcionales en las que nos encontramos desde marzo”, recuerda Sánchez Quero. “Por eso les permitimos renunciar a las subvenciones que no podían utilizar e impulsamos un plan extraordinario de concertación para transferirles ese mismo dinero en forma de ayudas totalmente incondicionadas”.

A ese mecanismo extraordinario se acogieron un total de 134 municipios que rechazaron 287 subvenciones que en total sumaban 2,3 millones de euros. En el último pleno se aprobó una modificación presupuestaria por ese mismo importe y en las próximas semanas se aprobará el plan de concertación con el que esos ayuntamientos recuperarán las ayudas a las que renunciaron.

El Plan Unificado de Subvenciones

El plan unificado de subvenciones fue creado por el actual equipo de gobierno de la Diputación de Zaragoza durante el pasado mandato y es el programa de ayudas más importante de la institución, ya que absorbe casi una tercera parte del presupuesto.

Cada convocatoria está dotada con 50 millones de euros que se distribuyen entre todos los ayuntamientos de la provincia con criterios totalmente objetivos y transparentes (una parte fija igual para todos y una variable en función de la población) y que se destinan a lo que cada municipio decide. Esto da a los ayuntamientos mucha más autonomía que la que tenían cuando los fondos estaban condicionados a los fines que establecía la propia DPZ a través de una treintena de planes de ayudas distintos.

Las normas del PLUS establecen que el primer anticipo tiene que abonarse a los ayuntamientos tras la aprobación definitiva del plan; que el segundo (el que este año se adelantó a junio) tiene pagarse antes del 30 de septiembre; y que el tercero (el que se va a transferir ahora) tiene que realizarse antes del 30 de noviembre.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies