Caja Rural de Aragón obtiene un beneficio de 4,2 millones de euros en el año 2019

La entidad ha celebrado la Asamblea General de forma telemática

Caja Rural de Aragón ha celebrado la Asamblea General de forma telemática, por vez primera en su historia, motivada por la situación actual generada por la Covid-19. En ella la entidad financiera aragonesa ha presentado los resultados correspondientes al ejercicio del año pasado, cerrado con un beneficio después de impuestos de 4,2 millones de euros.

Esta XIX asamblea ha puesto fin al proceso iniciado con las Juntas Preparatorias que se realizaron entre el 19 y 20 de octubre en Barbastro, Logroño, Tarazona, Monzón, Ejea de los Caballeros, Calatayud, Cariñena, Huesca, Sabiñánigo, Zaragoza y Caspe. Todas se han desarrollado con normalidad y siguiendo de forma estricta las recomendaciones sanitarias, como por ejemplo el control de aforo, asegurando la distancia recomendada entre asistente y extremando las medidas higiénicas y de seguridad. De ellas salieron los delegados que participaron de forma digital en esta Asamblea.

El presidente de Caja Rural de Aragón, Luis Oliviera, ha tenido palabras en su intervención de recuerdo “a todos los fallecidos por la Covid-19” y de agradecimiento “al esfuerzo que están realizando nuestros sanitarios, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y la ciudadanía en su conjunto que ofrecen muestra de una gran firmeza y compromiso para salir adelante ante el coronavirus”.

Asimismo, Olivera ha concluido “agradeciendo a todo el equipo humano de Caja Rural de Aragón su labor, demostrando una vez más su gran capacidad día a día y mucho más en estos complicados momentos”.

Ejercicio 2019

Durante el desarrollo del acto se han aprobado por unanimidad los puntos del día propuestos a los socios de la caja de crédito cooperativo entre los que destaca el Informe de Gestión correspondiente al ejercicio 2019. El pasado año la entidad concedió más de 13.700 operaciones de préstamo y crédito, con un volumen superior a los 600 millones de euros de las cuales, el 45% se destinaron al sector agroalimentario, el segmento tradicional de actuación de Caja Rural de Aragón, contribuyendo con ello a la reactivación de la economía y actuando en muchos casos como dique de contención ante la despoblación en los territorios donde está presente.

Un año más los agricultores y ganaderos han vuelto a refrendar su confianza en esta entidad, convirtiéndose en líder en Aragón en la domiciliación de las ayudas correspondientes a la Política Agraria Común (PAC). Una de cada dos solicitudes que se realizan en esta Comunidad Autónoma, se domicilian en el Grupo Caja Rural.

El director general de Caja Rural de Aragón, Luis Ignacio Lucas, ha expuesto las cuentas del año 2019 destacando, entre otros puntos, la evolución del ratio de solvencia incrementándose hasta el 15,24%, siendo 90 puntos básicos mayor al del ejercicio anterior. Esta cifra da muestra de la solidez de la entidad en estos momentos. También la entidad se encuentra en una situación holgada de liquidez, con ratio de liquidez a corto plazo del 368% y un ratio de inversión sobre financiación del 84%.

Respecto a la eficiencia recurrente esta se situó en el 2019 en el 64%. La eficiencia de las cajas rurales tradicionalmente siempre ha estado ligeramente por encima de la media del sector financiero debido al modelo de negocio rural.

La transformación tecnológica de Caja Rural de Aragón se ha visualizado en el desarrollo de las Juntas Preparatorias y la Asamblea General. Todo el proceso ha sido digitalizado, utilizando por vez primera tecnología blockchain, asegurando la integridad del dato en todo momento.

Lucas ha explicado que “continuamos apostando por las nuevas tecnologías, pero sin renunciar a la banca tradicional, con un asesoramiento personal basado en nuestros valores: la cercanía, la sencillez, la colaboración y el entusiasmo. Las personas, como foco principal de nuestro negocio. Nuestra principal razón de ser”.

Caja Rural de Aragón contó al finalizar el ejercicio 2019 con más de 116.100 socios y prácticamente 280.000 clientes en Aragón, La Rioja y la provincia de Lleida, gestionados por un equipo de 715 personas desde 222 oficinas.

Tal y como ha comentado Lucas, “la prudencia que nos viene caracterizando en los últimos años, la cobertura de los activos irregulares y el reforzamiento que hemos realizado de la solvencia de la Caja, van a ser factores decisivos para poder hacer frente a la crisis económica en la que ya estamos inmersos provocada por la Covid-19”.

Durante los últimos meses, Caja Rural de Aragón ha vuelto a destacar en su ayuda y colaboración con las personas para superar la crisis sanitaria generada por el coronavirus. Desde el primer momento, en el mes de marzo, la Entidad puso diferentes líneas de financiación a disposición de los autónomos, las pymes y las grandes empresas.

Han sido muchas y variadas las medidas adoptadas por la entidad aragonesa para apoyar a las personas durante estos meses: moratorias hipotecarias, anticipo del abono de la pensión, desempleo o ERTE, eliminación de comisiones o aplazamientos de compras.

Lucas ha recordado el “esfuerzo realizado por Caja Rural de Aragón durante todos estos meses para preservar lo más importante: la salud de nuestros equipos humanos, de los clientes y socios, creando espacios seguros”.

Durante la Asamblea General se informó de las actuaciones llevadas a cabo a través de la Fundación Caja Rural de Aragón, retornando a la sociedad parte de sus beneficios mediante el apoyo a proyectos sociales, culturales, deportivos y de desarrollo del medio rural que se realizan en el territorio donde está presente.

En el año 2019 fueron más de 54.000 las personas que se beneficiaron o participaron en alguna de las actividades que realizó la Fundación, destacando las casi 30.000 que lo hicieron en el apartado de Acción Social.

En este punto se enmarcan los programas de “Micro Ayudas” destinados a proyectos sociales que hacen de la nuestra, una sociedad mejor y las “Becas Excelencia” para jóvenes de doce a dieciocho años sobresalientes en el deporte y con unos importantes registros en lo académico. Todas estas actividades se realizaron en cerca de sesenta municipios del territorio donde está presente Caja Rural de Aragón.

Dentro de su cadena de valor, la entidad financiera aragonesa forma parte de la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (UNACC), del Grupo Caja Rural, así como de la Asociación Española de Cajas Rurales y del Banco Cooperativo, uno de los principales grupos financieros del país.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies