El Huesca se acerca al descenso tras ser vapuleado por la Real Sociedad (4-1)

Los altoaragoneses se vieron claramente superados. Foto: S.D. Huesca

La Real Sociedad y la Sociedad Deportiva Huesca se enfrentaron este domingo en Anoeta en un partido en que los vascos vapulearon a los oscenses. Dos goles de Oyarzábal, que está a un nivel espléndido, otro de Portu y el último de Isak, pusieron la sentencia. Por parte de los altoaragoneses, la buena noticia la dejó Rafa Mir, que marcó por segundo partido consecutivo.

Los azulgranas mantuvieron bien el tipo durante la primera media hora de juego. Es cierto que los donostiarras llevaban la batuta del encuentro, pero también era su obligación. El Huesca hacía su partido, bien plantado atrás y tratando de hacer una buena combinación con Mir y Sandro. Habría que tener paciencia.

Sin embargo, poco más iba a durar el empate en el marcador. Maffeo cortaba con la mano un centro de Guridi dentro del área y se decretaba el correspondiente penalti. Mikel Oyarzábal cogía entonces la pelota y el resultado de la pena máxima era previsible. Como los once anteriores que había lanzado el vasco en su carrera, el balón terminaba dentro.

El partido se ponía muy cuesta arriba para el conjunto de Míchel. La Real Sociedad se adelantaba en casa y se ponía líder de la Primera División española. Ahora bien, en las filas azulgranas no había mucho que perder, y probaron a lanzarse al ataque. El propio Mir la tuvo solo ante Remiro antes del descanso, pero el guardameta tapó perfectamente huecos para terminar deteniendo.

Se llegaba al descanso con el 1-0 en el marcador. La Real Sociedad veía más cerca un nuevo triunfo que les permitiese mantener el liderato. Sin embargo, el conjunto blaugrana creía en lo que estaba haciendo. La misión era muy complicada, pero no imposible, por lo que debían seguir soñando para llevarse algo del Reale Arena.

Hecatombe en la segunda parte

Parecía que la Sociedad Deportiva Huesca se lo creía. Comenzaban un segundo tiempo en el que las ganas de los visitantes se mezclaron con la relajación de los locales. Este “mix” puede ser explosivo. Fue entonces cuando Javi Galán ponía un centro medido para la cabeza de Rafa Mir, que remataba a la perfección. El cuero, imparable para Remiro, se colaba entre los tres palos. Era el minuto 46.

A continuación llegaría el vendaval donostiarra. Avisaron prontamente Portu y Oyarzábal. El primero conducía la pelota hasta la frontal del área y cedía el esférico para el capitán, que remataba dentro del área. Andrés Fernández enviaría la pelota a córner. Ahora bien, aquí se acabaría el perdón para los de Míchel. Ya en el minuto 54, Gorosabel enviaba un espectacular centro a la cabeza del “10” vasco y remataba a la perfección para poner el 2-1.

El tercero no se haría esperar tampoco. Silva filtraba un pase entre líneas que llegaba hasta Portu, que recibía y remataba cruzado. El balón se colaba por la derecha de Andrés Fernández y el partido parecía sentenciado en el minuto 68. Siete más tarde, un fallo de Siovas dejaba solo a Isak y ponía el cuarto.

Así terminaba el partido de la Sociedad Deportiva Huesca, que ve como se acerca el descenso a Segunda División. Ahora les toca viajar al Santiago Bernabéu, plaza de lo más complicada para torear con éxito. Sin embargo, deberán sacar un resultado positivo si quieren que las alarmas no empiecen a saltar en noviembre.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies