El Real Zaragoza no pasa del empate ante el colista (0-0)

Cristian vuelve a ser fundamental en el equipo. Foto: Real Zaragoza/Tino Gil

No pudo pasar del empate a cero el Real Zaragoza ante el Sabadell, colista de la competición que no había sumado ningún punto hasta el momento. El conjunto de Rubén Baraja volvió a ser un equipo impreciso y sin gol. Las alarmas empiezan a sonar en el entorno de la escuadra maña, que suma un punto de los últimos nueve.

Las novedades, una jornada más, llegaban al once zaragocista. Esta vez, Guitián salía de inicio; y en el centro del campo, Yannick volvía a la titularidad. El que también partía de inicio era Larrazábal. Por lo demás, normalidad absoluta con respecto a lo que Baraja había planteado en el encuentro ante el Málaga.

Precisamente el vasco tuvo las mejores para abrir la lata. Primero, en el minuto 3, lanzaba un disparo que pegaba en un rival y se iba a córner. Después, remataba perfectamente un centro de Tejero y dejaba la portería temblando tras golpear en el larguero. Lo cierto es que los primeros minutos eran claramente zaragocistas.

A pesar de que el Real Zaragoza manejaba los compases, una falta lanzada por Stoichkov a punto estuvo de colarse por debajo de la barrera. Menos mal que ahí estaba Cristian para detenerlo. Sería Narváez, cuando se había disputado media hora, el que pudo adelantar a los zaragocistas una vez más. Recibía en banda un balón de Tejero y su disparo se iba a la izquierda de la meta de Mackay.

Los fantasmas volvían en el 33, cuando una pérdida de Larra dejaba con posibilidad de disparo a Stoichkov. Sin embargo, el remate desde la frontal se iba directamente fuera. Los maños volvían a hacer concesiones, y aunque dominaban el partido, podían llevarse algún susto. Tomaban aire los catalanes y no era una buena noticia para los de casa.

Pero las más claras para el Sabadell llegaron en el 45. Primero recibía Guruzeta, que se daba la vuelta en el área pequeña y aparecía Cristian para salvar al equipo una vez más. Pero no se iba a quedar ahí. En el rebote se hacía enorme para tapar la portería y el remate de Undabarrena volvía a detenerlo. Probablemente, la parada de la jornada. Ahí terminaba una primera parte de infarto.

Segunda parte

Las imprecisiones comenzaron a sucederse en las filas del Real Zaragoza. Juan Hernández se encontraba con la pelota tras una pérdida de Eguaras y a punto estuvo de anotar. Precisamente este dejaba su sitio a Igbekeme, que debutaba esta temporada. Zanimacchia hacía lo propio por Larrazábal. A falta de media hora se veía poco por parte de los maños.

Volvía a la carga el Sabadell, que veía como aumentaban sus opciones de puntuar por primera vez. Y de nuevo Juan Hernández a punto estaba de marcar. Una falta en la frontal del área superaba la barrera, y cuando parecía que se colaba por la escuadra, la repelía el palo derecho de la portería.

Aun tendría una para marcar el Real Zaragoza antes del minuto 75. Sin embargo, una pifia de Papunashvili invalidaría la acción. Narváez se llevaba la pelota perfectamente, y cuando iba a alcanzar el cuero, se cruzaba el georgiano para conducir el balón cuando encaraba la meta de Mackaay. Al encontrarse en fuera de juego, la jugada quedaba invalidada.

Poco más tuvieron que ofrecer ambos equipos. El empate a cero deja en entredicho a los blanquillos, que ha sumado un único punto en los últimos tres partidos. Los maños necesitan reaccionar de forma urgente para reengancharse a los puestos altos de la clasificación y separarse cuanto antes del abismo.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies