Zaragoza rebaja más de cinco millones en impuestos y tasas a hostelería y comercio

El Gobierno de Zaragoza ha anunciado un Plan Urgente de Rescate Fiscal que supondrá bonificar en 5,2 millones de euros de tasas e impuestos municipales a los sectores de la hostelería, el ocio, la cultura, el comercio, el taxi y la restauración.

Tras conocer las limitaciones y cierres a los que obligará el nuevo decreto aprobado por el Gobierno de Aragón y el fuerte impacto que causarán en estos negocios, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, y la vicealcaldesa, Sara Fernández, han anunciado las medidas extraordinarias de auxilio que conllevarán bonificaciones de un 30 % en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), así como una rebaja del 50% en la tasa de veladores.

Azcón ha asegurado que se trata de el “mayor plan de ayudas fiscales” que se ha puesto en marcha en la historia del Ayuntamiento de Zaragoza que va a suponer un “esfuerzo increíble, pensando en quienes más han sufrido el golpe de la pandemia” y ha animado a otras administraciones a “ser corresponsables” para impulsar planes de ayuda como el que hoy se ha dado a conocer por parte del Consistorio.

La vicealcaldesa ha explicado que “somos un gobierno coherente y estamos respondiendo a las restricciones que se están poniendo a los sectores más afectados”. Además, ha reiterado la disposición a “seguir colaborando” con esos sectores de la hostelería, el comercio, el ocio y el taxi, a quienes ya se les ha informado de las medidas adoptadas.

En total, más de 28.500 recibos del IBI de comercios, bares, restaurantes, hoteles y establecimientos culturales se verán beneficiados con una rebaja de 4.526.264 euros y, además, casi 2.000 veladores verán reducida su tasa en 2021 en 572.727 euros. De igual modo, se bonificará un 50% el impuesto de circulación a los más de 1.777 taxistas que prestan servicio en la ciudad, lo que supondría una merma de ingresos para las arcas municipales de 103.609 euros.

De este modo, el Ayuntamiento de Zaragoza completará las medidas fiscales ya adoptadas durante los últimos meses para ayudar a los negocios donde más impacto económico ha causado la pandemia del Covid-19, contribuyendo así a la continuidad de los mismos y al mantenimiento, en la medida de lo posible, del empleo que generan en la capital aragonesa.

Una vez aprobadas y finalizada la tramitación administrativa de las propuestas del Plan Urgente de Rescate Fiscal, los beneficiarios de las bonificaciones deberán ser quienes las soliciten en el consistorio zaragozano a través de los medios que se habilitarán al efecto.

Además, los propietarios de los inmuebles que estén arrendados para la realización de actividades económicas, deberán demostrar que han realizado alguna moratoria o han rebajado el alquiler a los arrendatarios para poder acogerse a las bonificaciones del Impuesto sobre Bienes Inmuebles, repercutiendo así la ayuda en quienes realmente están al frente de los negocios.

Este Plan Urgente de Rescate Fiscal por valor de más de 5 millones de euros llega en un momento en el que los ingresos municipales han sufrido una importante merma como consecuencia de la pandemia del coronavirus. Sin embargo, han aumentado notablemente los gastos vinculados a los servicios públicos (transporte o limpieza) y a las ayudas sociales, razón por la que el Gobierno de Zaragoza ha vuelto a reclamar ayudas de otras administraciones que permitan equilibrar los presupuestos municipales.

Durante el estado de alarma, el Ayuntamiento de Zaragoza ya aplicó bonificaciones fiscales por valor de 2,8 millones de euros. Los veladores de la ciudad a los negocios de hostelería ya han sido bonificados en un 100% por valor de 1,2 millones de euros.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies