El programa de cribado de cáncer de colon se reanudará a finales de noviembre

Son datos reflejados por el portal de Transparencia del Gobierno de Aragón

El programa de cribado para detectar de forma precoz el cáncer de colon se reanudará a finales de noviembre tras ser suspendido por la pandemia. Este plan se retomará con “condiciones especiales” para abordar el retraso en las pruebas, que suponen la creación de una base de datos “mucho más potente” para tomar “decisiones basadas en la evidencia”, además de modificar la realización del cribado “para ser más operativo sin frecuentar la sanidad privada”.

Así lo ha anunciado la consejera de Sanidad, Sira Repollés, durante su intervención en las Cortes de Aragón para evaluar la situación de los pacientes oncológicos. La dificultad de realizar colonoscopias durante la primavera obligó a paralizar este programa, puesto que “no tenía sentido realizar una prueba inicial si no se podría completar el programa”, que consiste en realizar una prueba de sangre oculta en heces cada dos años y, si da positivo, se realiza una colonoscopia.

En este sentido, la responsable sanitaria del Ejecutivo ha reconocido que se han producido retrasos en la atención a pacientes oncológicos, pero ha garantizado la prioridad para estos tratamientos. “Se constata un cierto retraso en el diagnóstico inicial o precoz. Pedimos a los pacientes que no tenían muchos síntomas no debían acceder a los centros de salud, lo que hizo que se retrasa el diagnóstico”, ha explicado, asegurando que esa recomendación ya no existe y que ya ha vuelto a realizarse “atención presencial”.

Para solucionar este problema con la atención primaria, el Departamento de Sanidad va a arbitrar una “Agenda Única Asíncrona”, con la que se van a priorizar aquellas circunstancias que tienen que ser vistas de forma presencial en el mismo día en el que se realiza la consulta.

Asimismo, Repollés también ha aseverado que “no hay ninguna demora” en los tratamientos con quimioterapia o radioterapia, afirmando que son “prioritarias” y que, “si no somos capaces de asumirlas”, se externalizan a centros privados. “Los pacientes no tienen demora en sus tratamientos radioterápicos, tanto preoperatorios como postoperativos. Igual que los tratamientos quimioterápicos. Es más, se están ensayando terapias neoadyuvantes de tratamientos previos a la intervención quirúrgica, que permiten proceder a ellas en tiempo y forma”, ha destacado la consejera.

Otros programas de cribado

Aragón cuenta con otros dos programas de cribado del cáncer de mama y de cérvix. En el primer caso, en el que participan 170.000 mujeres, ya “está funcionando de forma normalizada”, mientras que el segundo, que se puso en marcha en enero, no hubo ninguna interrupción de los cribados “oportunistas”, incluso con el confinamiento, y ahora pasará a ser “poblacional”. “Ha seguido funcionando, aunque al ralentí, en condiciones diferentes, y desde mayo se está implementando el nuevo cribado poblacional”, ha añadido.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies