El desmontaje del Mercado Provisional arrancará la próxima semana de urgencia por motivos higiénico-sanitarios

Las tareas se han adjudicado por emergencia para evitar posibles problemas de intrusión, de deterioro o higiénico-sanitarios en la zona

El Ayuntamiento de Zaragoza procederá la próxima semana al desmontaje de la estructura y cerramientos de la instalación de la lonja provisional situada frente al Mercado Central de Zaragoza. Las tareas se han adjudicado por emergencia para evitar posibles problemas de intrusión, de deterioro o higiénico-sanitarios en la zona.

Las tareas, que se prolongarán durante cerca de dos meses, serán ejecutadas por la empresa Ferrovial Construcciones, la misma que en su día realizó el montaje. Además, esta actuación permitirá no dilatar más en el tiempo su desmontaje y así poder liberar el vial para que este pueda ser de nuevo utilizado en su totalidad por los ciudadanos y los hosteleros de la zona.

La parte de la estructura que es reutilizable, en su mayor parte, se instalará de nuevo en los terrenos municipales de Cogullada, donde se hallan las Brigadas Municipales de Arquitectura. Allí dará servicio como almacén para la guarda y custodia de diverso material y de vehículos que se emplean para actos festivos y que, en estos momentos, por falta de espacio, se encuentran al aire libre.

El Ayuntamiento de Zaragoza comenzó el pasado 6 de julio los trabajos destinados al desmontaje de la lonja provisional del Mercado Central Lanuza, junto a las Murallas romanas de la ciudad.

Las tareas, durante estos meses, se han centrado en el interior de la estructura y han ido destinados a retirar la maquinaria, los motores, los cuadros eléctricos, los paneles que separaban los puestos, las luminarias, los toldos de los puestos y otras instalaciones, con el fin de aprovechar al máximo los elementos y descargar las tareas de desmontaje que comenzará la próxima semana.

Estas actuaciones acometidas por las Brigadas Municipales de Arquitectura durante el verano va a conllevar un abaratamiento de los costes casi un 50%.

El presupuesto de desmontaje, que se preveía superior a 600.000 euros, va a rondar, gracias a la planificación y a las tareas previas acometidas por Urbanismo, en unos 350.000 euros.

De esta manera, a final de año la zona entorno a las murallas romanas, donde se sitúa la estructura que emplearon los detallistas del Mercado Central durante la rehabilitación del edificio original, ubicado enfrente, quedará despejada, recuperando el espacio junto a los vestigios romanos de alto valor patrimonial.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies