Acusación y Fiscalía piden la alternativa de cómplice para evitar la posible absolución de “Brayan”

Los hechos tuvieron lugar el 18 de noviembre de 2018 en la calle Princesa de Zaragoza

Última sesión del juicio contra Denis Javier López Carrasco, alias “Brayan” por el conocido “crimen de la calle Princesa” como presunto cooperador necesario en el asesinato de Sami Hamidi en noviembre de 2018. La acusación como la Fiscalía ha pedido también sentenciar a “Brayan” como cómplice. Es decir, dará la opción al jurado popular de elegir si es condenado por cooperador necesario, cómplice o finalmente absuelto.

La pena, claro, cambia. Si al final el jurado popular decide que “Brayan” fue cooperador necesario -que sin su persona no se pudo cometer el asesinato- acabaría en prisión 20 años para Fiscalía y 25 para la acusación. Si es cómplice -participó en la consecución del crimen- reduciría la pena a doce años y medio y la acusación a quince.

Una táctica de la acusación para que si el jurado no considera que el acusado no fue clave en la muerte no le deje directamente en la calle. Este cambio o la entrega de otra opción de pena, ha supuesto para la defensa, un cambio en el parecer de su cliente. “Si estamos seguros de los hechos estamos seguros hasta el final”, ha afirmado.

La Fiscalía, en la lectura de su informe final, ha acusado a “Brayan” de ser conocedor de la intención de “Kiko” de querer matar a Sami Hamidi. También ha deslizado que estaría de acuerdo con la acusación de la familia afirmando que “Brayan” podría pertenecer a una banda organizada. Hecho que el juez desligó del juicio al no haber suficiente información o investigación sobre ello por parte de la Policía Nacional.

El ministerio Fiscal ha valorado el testimonio de M.M., una mujer ajena al entorno que frecuentaban los involucrados, en el que afirma que “Brayan” dijo el “mátalo, mátalo” en el momento previo al corte que acabaría con la vida de Hamidi.

El abogado de la familia de Sami, Carlos Vela, ha afirmado que este juicio sería una continuación del realizado en el juzgado de menores a los tres ya condenados. Y que este último, ya habría resuelto “el 75%” del caso. Ha alegado que el nombre de Denis aparece en la investigación policial desde “el primer momento”.

La defensa, ejercida por el abogado Alejandro Giménez, ha preguntado a todos los testigos si el supuesto “machetazo” fue “rápido, inesperado e insospechado”, algo que todos respondieron con un sí. Por lo que, según Giménez, “nadie podría haber cooperado en un acto de esta naturaleza”. Es decir, si esto se probase como cierto, “Brayan” no podría haber evitado el crimen. Entonces, según la defensa, debería exculparse al acusado de cooperador necesario. Tampoco considera que fuese cómplice, por lo que pide la absolución.

Giménez también ha querido demostrar que muchos testigos han cambiado sus testimonios durante las sesiones. Por ejemplo, el caso de M.M. antes citada, que en sus primeras declaraciones no oyó nada del “mátalo, mátalo” pero que en su testimonio, el pasado miércoles, afirmó que sí que lo escuchó.

Por último, ha sido el turno de las últimas palabras de Denis Javier “Brayan” en el que ha recalcado en su inocencia. Un juicio que espera su resolución el próximo lunes 26, en el que el jurado popular emitirá el veredicto que puede encerrar en la cárcel al acusado, 20 o 25, 15 o doce y medio o ninguna de estas, con la absolución.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies