El cuatripartito apuesta por Castanesa pero CHA y Podemos piden una nueva declaración ambiental

Uno de los elementos que desaparecería del proyecto inicial es el edificio de Norman Foster

Nuevo debate en las Cortes de Aragón acerca del proyecto de ampliación de Cerler por Castanesa, uno de los asuntos que más división está causando en el seno del cuatripartito. El consejero de Vertebración y miembro de Chunta, José Luis Soro, ha presumido de unión en el Ejecutivo con esta cuestión, defendida a capa y espada por PSOE y PAR, pero ha dejado entrever la necesidad de elaborar una nueva Declaración de Impacto Ambiental ante los cambios en el proyecto original.

En este sentido, Soro, en nombre del cuatripartito, ha mostrado un rotundo “no” a los planes de hace diez años, valorando que se haya revisado el Proyecto de Interés General de Aragón (PIGA). “Hemos revisado a fondo el PIGA para minimizar sustancialmente los impactos ambientales. Esto lo decide Aramón, partiendo de que hay una declaración de interés ambiental y que Castanesa tiene PIGA aprobado. Era necesario redimensionar esa macroestación hacia un modelo sostenible”, ha señalado. En concreto, uno de los elementos que desaparecería del proyecto inicial es el edificio de Norman Foster, definido como “un icono” del urbanismo de esos años.

De esta forma, las actuaciones en Ardonés quedarán “en suspenso”, mientras que los sectores de Aneto, Urmella e Isábena se descartarían. Esto obligaría a “redimensionar Castanesa”, lo que supone una “modificación” del PIGA “que será necesaria tramitar”. “Si Aramón quiere, está autorizado a realizar lo que está publicado en el BOA, pero si decide reducir el proyecto y sus impactos, es fácil presuponer que va a ser una modificación sustancial del PIGA”, ha remarcado el consejero, explicando que esa modificación sustancial conlleva “el mismo procedimiento que la aprobación de un PIGA”, como es la aprobación inicial por el consejero, información pública, informes sectoriales, audiencia a entidades locales y aprobación definitiva del Gobierno de Aragón.

Una línea similar, aunque más directa, ha seguido el portavoz de Podemos-Equo, Nacho Escartín, quien ha comenzado su intervención con un rotundo “rechazamos por completo la ampliación de la pista de esquí de Cerler por Castanesa”, argumentando aspectos “sociales, económicos y ambientales”. Aun así, considera que con el anuncio del Consejo de Gobierno del pasado lunes “se avanza, pero hay que seguir evaluando y reconsiderando el proyecto”, exigiendo una nueva Declaración de Impacto Ambiental “para evaluarlo con la información de hoy”.

Oposición

La comparecencia del consejero Soro ha tenido lugar a petición de Ciudadanos, quien ha sembrado las dudas respecto al compromiso de estas dos formaciones, Chunta Aragonesista y Podemos, con el proyecto. “Hoy tiene una gran oportunidad para quitar esa cortina de humo y dejar clara la postura del Gobierno. Pertenece a un partido, CHA, que tiene una opinión al respecto. La nuestra es otra. Queremos saber la opinión de un miembro del Gobierno, y tiene una gran oportunidad para zanjar este tema”, ha remarcado el diputado naranja Carlos Ortas.

Así, Ciudadanos ha remarcado la importancia del sector de la nieve para la economía de la región, ya que supone el 7% del PIB de la Comunidad y el 40% en las comarcas pirenaicas. “Sin el turismo blanco, la Jacetania y la Ribagorza habrían perdido la oportunidad de fijar población. Usted tiene la posibilidad de que ese desarrollo sea lo más sostenible posible. No podemos negarle a territorios que se desangran recursos que no estamos explotando”, ha aseverado Ortas.

Por su parte, el portavoz de Izquierda Unida, Álvaro Sanz, ha puesto el foco en si las obras que actualmente está ejecutando Aramón estarían dentro de una “Fase 0” del proyecto, lo que supondría que la Declaración de Impacto Ambiental de 2010 dejaría de estar en vigor en dos meses, algo que ha descartado el consejero José Luis Soro.

Mientras, el diputado del Partido Popular Joaquín Juste ha utilizado este debate para atacar al presidente del Ejecutivo, Javier Lambán, asegurando que se trata de “otro capítulo de la serie Cesión por el sillón”, es decir, que “adapta los proyectos para contentar a sus socios”. “No importa si eso supone limitar el territorio de una comarca, el caso es ir ajustando intereses e ideología para mantener el proyecto. La ampliación de Cerler seguirá con un 20% de lo aprobado”, ha lamentado.

Finalmente, el portavoz de Vox, Santiago Morón, ha recordado unas palabras de Lambán en las que definió el proyecto como “impecable” y que formaba parte del acuerdo de investidura, cuestionando también a Soro “si existe voluntad política de apoyar” la ampliación de Cerler por Castanesa.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies