Zaragoza, Huesca y Teruel quedarán confinadas perimetralmente desde esta medianoche

Por el momento, Repollés no ve “necesario” un confinamiento perimetral de toda la Comunidad

Las tres capitales aragonesas, Zaragoza, Huesca y Teruel, quedarán confinadas perimetralmente a partir de las 0.00 horas de este jueves para frenar el repunte de casos de coronavirus en las últimas fechas. Esto supone que estará prohibida la entrada y salida de los municipios y sus barrios rurales, salvo excepciones de causa mayor, como ir a trabajar, a un centro de salud, al colegio o retornar al lugar de residencia.

Es la decisión que ha tomado el Ejecutivo autonómico para restringir la circulación de personas en los principales núcleos urbanos de la Comunidad. Una medida, amparada legalmente en el Decreto Ley anunciado el pasado lunes, basada en los trágicos datos de la evolución de la pandemia. En Zaragoza, la incidencia acumulada en las últimas dos semanas se sitúa en 543 positivos por cada 100.000 habitantes, por debajo de la media en la Comunidad, pero en Huesca supera el millar y en Teruel se acerca a los 1.500 casos. Además, la tasa de positividad alcanza el 20% y la ocupación de las UCI con casos Covid pasa el 40%.

Estos datos muestran una “tendencia ascendente con un crecimiento rápido”, según ha explicado la consejera de Sanidad, Sira Repollés, y que “no parece que vaya a modificarse si no se toman medidas contundentes”. “Tenemos una difusión comunitaria, con mecanismos de transmisión sociales y familiares. Los contagios están fundamentalmente relacionados con el ocio y las celebraciones”, ha remarcado.

Por el momento, Repollés no ve “necesario” un confinamiento perimetral de toda la Comunidad “por las características de los contagios”. “Las tres capitales son las que presentan un mayor influjo de movilidad sobre el resto de la Comunidad. Los ciudadanos se desplazan a Zaragoza, Huesca o Teruel a realizar compras o actividades de ocio, por la que la restricción de movilidad en estas ciudades, que son las que más atracción tienen sobre el resto de municipios, es la adecuada para frenar la curva de contagios”, ha explicado la responsable sanitaria del Gobierno aragonés.

Asimismo, tampoco se ha planteado un toque de queda, que ahora mismo centra los debates políticos. No obstante, el presidente Lambán ha puesto de manifiesto que todas estas medidas no tendrían sentido “si en las casas se siguen produciendo excesos y acumulación de personas en actividades festivas”. “Si se obliga a la gente a ser responsable fuera de casa, pero en casa es irresponsable, todo el esfuerzo será absolutamente vano sin corresponsabilidad de los ciudadanos”, ha aseverado el líder del Ejecutivo.

 

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies