Mi madre se está quedando sin visión y lo mejor sería llevármela a casa con nosotros, pero sé que eso va a destrozar mi matrimonio (no tengo hijos)

p

Hoy en día son muchas las familias que viven con sus padres. Un matrimonio puede convivir con sus suegros o padres siempre que ambos estén de acuerdo y tengan en cuenta las pautas de convivencia que deben llevar a cabo para que les ayude a convivir mejor, así como a poder respetar el espacio de unos y de otros.

La decisión de traer a tu madre a vuestro hogar debe ser previamente consensuada con tu marido y, posteriormente, comentarla con ella, pues tiene que ser aceptada por todas las partes. No obstante, antes de focalizarte en esta decisión, valora otras alternativas que también pueden ser muy convenientes. Una de ellas es buscar un cuidador/ra para que sea atendida en su propio hogar, de tal modo que disfrutando de su intimidad e independencia. Nuestros mayores necesitan protección, pero en la mayoría de los casos quieren seguir siendo dueños de su vida.

Otra opción podría ser buscar un centro de día, donde pueda recibir actividades que fomenten su estimulación visual. En el caso de que seáis varios hermanos, podéis plantearos establecer turnos de periodos largos para cuidar de ella en vuestras casas, de este modo no sería una sea una mudanza definitiva sino temporal.

Mi consejo: Sería deseable que les cuidásemos movidos por las ganas de que atraviesen esa etapa del mejor modo posible. Cuidemos sin descuidar nuestras vidas ni sus deseos.

Print Friendly, PDF & Email
p

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies