Gastón recuerda que el proyecto de Castanesa “no tiene nada que ver” con el original de 2008

La presidenta de Aramón ha reconocido que en el proyecto original había "obscenidades"

El Consejo de Gobierno mostraba este lunes su conformidad con la serie de propuestas que Aramón realizaba respecto al proyecto de Castanesa, dirigidas a reducir y minimizar de forma sustancial sus impactos pero sin renunciar eso sí a esta iniciativa como motor de desarrollo, y por tanto económico, de los Valles de Benasque y Castanesa. La presidenta de Aramón, Marta Gastón, ha recordado que el actual proyecto “no tiene nada que ver” con el planteado de forma original en 2008.

La también consejera de Economía de la DGA ha reconocido que el coste de algún edificio, en referencia al Foster, “resultaba obsceno”, por lo que el reto es “optimizar recursos” y “ser sostenibles en todas las actuaciones” que lleven a cabo, con los pies en el suelo y siendo “lógicos y razonables”. En otras palabras, Gastón ha manifestado que “la pretensión territorial del sector de la nieve debe coincidir con la sostenibilidad como bandera, con lo que recoge el proyecto pero que no traiga obscenidades”.

La presidenta de Aramón ha recordado que “2008 eran otros tiempos y pensar en el proyecto original ahora mismo no tendría ningún sentido”. Por ello, se ha mostrado convencida de que, ahora sí, “la ampliación de Cerler por Castanesa va a ser una realidad”, que el primer telesilla estará instalado en el año 2021 y considera relevante que sea respaldada por “el conjunto de Gobierno”, pese a las dudas surgidas por alguno de los miembros del cuatripartito que gobierna en la Comunidad Autónoma.

Tal y como se informó este mismo lunes, el Proyecto de Interés General de Castanesa cuenta con cinco sectores esquiables, que son Castanesa, Ardonés, Aneto, Isábena y Urmella. El primero, que ya está definitivamente aprobado y actualmente en ejecución, cuenta con una evaluación de impacto ambiental favorable.

La misma propuesta analizada en Consejo de Gobierno plantea la opción de renunciar de forma definitiva a la ejecución de los sectores suspendidos de Aneto, Urmella e Isábena, actualmente suspendidos porque no se ha iniciado ni aprobado la pertinente evaluación de impacto ambiente, por lo que el 60% del proyecto inicial no sería ejecutado.

El de Ardonés, en cambio, suspendido también por no contar con evaluación de impacto ambiental, se mantendría en la propuesta analizada en esa misma situación dado que ha sido históricamente una reivindicación del Valle de Benasque. Por ello, en su momento, podrá afrontarse su evaluación de impacto ambiental para verificar su posible viabilidad. Este 20% del proyecto inicial, por tanto, queda sujeto a la evaluación de impacto ambiental que habrá de realizarse en el futuro.

Sí continuaría la ejecución del sector Castanesa, que supone un 20% del proyecto inicial, pero con modificaciones respecto a las previsiones iniciales en la cota 1.700. Es decir, eliminando la telecabina que se había planificado y el gran edificio proyectado por Foster, optando en cambio por una zona de servicio de mínimo impacto homologable a cualquiera de los frentes de nieve habituales en todas las estaciones de Aragón.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies