Un inicio para olvidar condena al Real Zaragoza a su primera derrota de la temporada (1-2)

Narváez fue el encargado de asistir a Adrián en el gol zaragocista. Foto: Tino Gil / Real Zaragoza

El Real Zaragoza cosechó este domingo su primera derrota de la presente temporada al caer ante el Málaga por 1-2. Los de Baraja cuajaron una muy mala primera parte, recibiendo dos tantos antes de la primera media hora de juego, y su arreón en el segundo acto no fue suficiente para conseguir igualar el encuentro a pesar de gozar de ocasiones suficientes para ello. Durante los primeros 45 minutos, el equipo dio muestras de una fragilidad defensiva extrema, encajando gol en dos de los cuatro disparos que realizó el conjunto visitante en todo el choque.

Arrancaba el partido con Nieto en el lugar de Chavarría como único cambio respecto al once que venció hace una semana ante Las Palmas. En los compases iniciales, los de Rubén Baraja trataban de progresar con la pelota, pero el Málaga se acercaba con peligro a la meta de Cristian aprovechando cada pérdida blanquilla. En el minuto 7, un disparo de Zanimacchia desde la frontal del área que se marchaba cerca del poste inauguraba las hostilidades locales.

Sin embargo, el primer golpe para las aspiraciones zaragocistas llegaría en el minuto 13, cuando un envío al área de Rahmani desde la izquierda de la ofensiva superaba a la defensa y llegaba a los dominios de Pablo Chavarría, que enviaba de cabeza la pelota al fondo de la red y hacía el 0-1. El tanto subió al marcador previa validación del VAR, que chequeó un posible fuera de juego previo que no existió.

Así, el Real Zaragoza se veía obligado a aplicarse para tratar de darle la vuelta al partido, con muchos minutos aún por delante. No obstante, sus acometidas eran rechazadas por el rival, que acudía raudo a la presión y desbarataba cualquier intento de aproximación.

Antes de que el equipo pudiera recuperarse, llegó el segundo mazazo. Chavarría se mide en velocidad por un Atienza que se queda atrás y sirve un balón en bandeja de plata a Caye Quintana, que no desaprovechaba la oportunidad en la frontal del área pequeña y doblaba la ventaja malacitana. 0-2 a los 26 minutos de partido y sensación de que el Real Zaragoza estaba tirado en la lona, sin ningún motivo aún para creer que revertir la situación era posible.

Cualquier atisbo de esperanza pasaba por reaccionar urgentemente. El equipo se sacudía y Narváez provocaba la primera tarjeta amarilla del partido, a Juande, en una falta próxima a la meta de Soriano que Zanimacchia –el mejor del primer periodo- estrellaba en la barrera. El paso de los minutos parecía frenar la hemorragia y, en los instantes finales, Soriano desbarataba con los pies un remate a bocajarro, de nuevo en las botas del italiano, tras un buen envío de Javi Ros. Eguaras también lo intentó, pero su disparo se marchó por mucho.

Segunda parte

Baraja movió ficha en el descanso y dio entrada a Vuckic, que venía de anotar cinco goles en tres partidos con la selección eslovena, y a Bermejo, que sustituían a Zanimacchia y a un desdibujado Larrazábal. Narváez ocupó el sector izquierdo del ataque, con el Toro Fernández como delantero referencia y Vuckic de segundo punta. Las modificaciones parecieron espolear al Zaragoza, aunque estuvo a punto de encajar la puntilla en una contra que terminó con un disparo de Chavarría al lateral de la red.

El Málaga jugaba con la holgura que le daba el marcador y los minutos transcurrían sin grandes noticias, amén de un remate alto de Atienza previamente invalidado por el línea pero que, de haber acabado en gol, hubiera sido legal. Poco después, el Toro Fernández lanzó un libre directo que se estrelló de nuevo en la defensa. Se animaban los de Rubén Baraja, pero no terminaban de hilar una jugada que les permitiera acortar distancias.

Javi Ros dejaba su sitio a Adrián y el Toro hacía lo propio con Papu, dejando a Vuckic como punta principal. Narváez se juntaba a él, dejado a Nieto toda la banda izquierda para llegar desde atrás. Bordeando el minuto 70, un disparo a la media vuelta de Narváez desde el pico del área a punto estuvo de sorprender a Soriano, pero la pelota se perdió lamiendo la escuadra.

El Zaragoza atacaba a tumba abierta, y primero Nieto con una incursión por la izquierda y después Papu con un fallo inexplicable dentro del área engrosaban la lista de méritos blanquillos para conseguir, al menos, un tanto. “El Pipo” gastaba su último cambio introduciendo a Chavarría por Nieto pero, paradójicamente, la recompensa tuvo su propulsor en el sector derecho, en botas de un Narváez que sirvió un envío raso y preciso que superó a la defensa y llegó hasta Adrián, que marcó a placer inaugurando su cuenta particular esta temporada.

El choque se apretaba a falta de diez minutos para la conclusión y parecía que los compases finales iban a tener reservadas emociones fuertes para ambos equipos, en vista de los argumentos exhibidos durante el segundo acto. No obstante, nada de eso sucedió y el Málaga consiguió llevarse los tres puntos del feudo zaragocista, que veía así como su equipo encajaba la primera derrota del curso.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies