El PSOE de Zaragoza propone equiparar el IBI para familias monoparentales y numerosas

La concejala del PSOE en el Ayuntamiento de Zaragoza, Ros Cihuelo, durante su comparecencia

El grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Zaragoza ha presentado una proposición normativa de reforma para las ordenanzas fiscales del año 2021 donde postulan una equiparación de beneficios en el IBI para familias monoparentales y numerosas, además de reducciones en el mismo impuesto para la hostelería, comercios o sector cultural que hayan visto reducidos sus ingresos gravemente.

Las ordenanzas fiscales para el próximo año han sido ya aprobadas por el gobierno de PP y Cs en el Ayuntamiento. Desde el PSOE acusan al equipo de gobierno de “incumplir” el acuerdo de la comisión de futuro de negociación conjunta de estas ordenanzas y han decidido presentar una proposición que, según la concejal socialista, Ros Cihuelo, “tiene en cuenta la situación de pandemia en la que vivimos”, en contraposición a la aprobada por el equipo de gobierno, con el que “es como si no existiera la pandemia”.

Entre otras, la propuesta que hacen desde el grupo socialista hace referencia a la ordenanza fiscal número dos, aquella en la que se regula el IBI. Por un lado, plantean reducirlo para el tipo general al mínimo permitido en la ley de haciendas locales, hasta el 0,4%.

Por otro lado, proyectan una reducción del IBI, del 30% al 50%, para aquellos comercios, hostelería o actividades culturales que hayan visto reducidos sus ingresos en un 60% por la pandemia. Un 30% de bonificación del IBI sería para aquellos comercios que únicamente hayan visto reducidos sus ingresos; el 50% para los que, además de esa reducción del 60% de ingresos, tengan dos o más empleados en plantilla; y, por último, un extra del 10% para los que hayan contratado personal en este 2020.

Además, desde el PSOE tantean la reducción y bonificación en las tasas parta actividades comerciales no sólo para el servicio concreto de comercio y hostelería, sino para actividades complementarias como la recogida y tratamiento de residuos, abastecimiento y la ocupación de espacios públicos (terrazas).

En referencia a compensación de bonificaciones, Cihuelo explica que, para el IBI del tipo diferenciado -aquellos inmuebles dedicados a la industria y oficinas y cuyo valor catastral supera el millón de euros- proponen la subida en un 0,2%. Asimismo, y con respecto a la plusvalía, plantear retirar la bonificación para aquello que no sea vivienda o local habitual y mantenerlo únicamente para la primera vivienda o locales comerciales donde se desarrolle su actividad habitual.

Equiparar monoparental y numerosa

Cihuelo ha explicado también la intención del PSOE de Zaragoza de, a través de esta proposición de reforma, equiparar en el plano fiscal los beneficios de las familias monoparentales y las familias numerosas. Ambas tendrían una bonificación del IBI que atenderá a criterios de valoración catastral y renta media del hogar en cuestión.

Oídos sordos a la ciudadanía

La Comisión Especial por el Futuro de Zaragoza se creó a principios de junio para hacer frente a las consecuencias socioeconómicas de la pandemia. El gobierno de PP y Cs en el Ayuntamiento de Zaragoza “no ha cumplido ningún compromiso importante de la comisión de futuro”, ha afirmado con rotundidad Ros Cihuelo. “El gobierno no ha respondido a nuestras llamadas para negociar y poner puntos en común y cuando se hacen oídos sordos al PSOE, no es al grupo socialista, sino a una parte importante de la ciudadanía”, añade.

Medidas como la tarjeta lazo del comercio o las ayudas de liquidez son tildadas por la concejal de “mera propaganda”. Además, Cihuelo plantea que estas ayudas a la liquidez son microcréditos que lo único que han conseguido es “obligar a las personas de mayor necesidad a endeudarse con el Ayuntamiento”.

Otras, como las modificaciones de crédito, “vuelven a quitar dinero de las partidas más sensibles para dar ayudas a las grandes contratas”, expone la concejala, añadiendo “para los que son absolutamente ágiles”.

Ros Cihuelo concluye con la mención a la suplementación del crédito para ayudas de alimentación, pues “si el gobierno del Ayuntamiento hubiera utilizado los 6,2 millones que el gobierno de España puso a su disposición el abril, no habría ahora necesidad de suplementar esas ayudas”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies