Teruel, Cella y Épila retroceden a Fase 2

Centro histórico de Teruel.

El Gobierno de Aragón ha propuesto que los municipios de Teruel, Cella y Épila retrocedan a Fase 2 por el brusco cambio de tendencia que ha producido un fuerte incremento de contagios desde finales de la semana pasada. Además las localidades de La Almunia de Doña Godina y Huesca se mantienen en Fase 2.

Los tres municipios sufrirán desde este miércoles, día que se publicará la orden en el BOA, restricciones en su actividad económica y social con la intención de atajar la transmisión comunitaria de la enfermedad.

Esta decisión, ha explicado el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, “se ha adoptado tras la revisión de la evolución de los datos de los últimos días”. En estos tres municipios hay un elemento común: el incremento o la incidencia acumulada de casos que presentan una situación de transmisión que, han lamentado desde el Gobierno de Aragón, “no se puede relacionar”, es decir, se da una situación de transmisión comunitaria.

En concreto en estos municipios se ha pasado la incidencia de más de 500 casos por cada 100.000 habitantes.

Nuevos aforos

Entre las principales restricciones en hostelería y restauración se prohibe el uso de las barras, se reduce a un 50% el afoto tanto en el interior como en las terrazas y se mantiene el horario hasta las 24.00 horas. En lugares de culto el aforo será del 50% mientras en centros comercialer será del 30% en zonas comunes y del 40% dentro del establcimiento. Sin embargo, en el comercio minorista el aforo es del 75%.

En los velatorios el aforo máximo será de 50 personas en espacios al aire libre o de 25 personas en espacios cerrados, sean o no convivientes. En bodas el aforo será a partir de ahora del 50% con un máximo de 100 personas al aire libre o de 50 en espacios cerrados.

Las reuniones sociales no podrán superar el número de diez personas, salvo en el caso de personas convivientes, tanto en espacios de carácter público como privado. En actos y espectáculos culturales el aforo es de un tercio. No habrá restricciones a la movilidad y queda totalmente prohibido el botellón.

La DGA evitará confinar porque no se lo permiten los jueces

Ante esa transmisión, Falo ha reconocido que si fuera por ellos hubieran optado por un confinamiento pero ahora, ha dicho, “no contamos con esa herramienta porque los jueces no han compartido nuestros posicionamientos sanitarios”. Además, el director general de Salud Pública ha reconocido que los servicios jurídicos del Gobierno de Aragón “están trabajando en otras alternativas”.

El riesgo de contagio en estos municipios viene fundamentalmente, ha dicho el director general de Asistencia Sanitaria, José María Abad, por transmisión social y familiar. “En algunos momentos en Aragón el contagio en el ámbito laboral ha sido muy fuerte pero ahora se está dando en entornos familiares y de relación social”, ha dicho.

El problema, ha explicado Falo, “no es tener 100 casos en un lugar sino no saber relacionar estos casos, y eso es lo que ha pasado en estos municipios”. Respecto a los aforos Falo ha apelado a los criterios de prevención y proporción asegurando que “se irán endureciendo las medidas donde haya mayor capacidad de contagio”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies