El Real Zaragoza, un equipo en plena construcción

El navarro se muestra optimista en este nuevo curso

No es fácil iniciar una nueva temporada en las condiciones en las que lo hace el Real Zaragoza. Un entrenador nuevo, una plantilla con diez incorporaciones, el varapalo con el que se terminó la campaña anterior o un margen de tiempo escasísimo para plantear la campaña. Por ello, el conjunto está en plena construcción, pero la plantilla se muestra confiada en sacar la temporada adelante.

Lo cierto es que no se puede pedir asimilar las ideas del nuevo técnico de un día para otro. Lleva su trabajo y su tiempo. “Estamos cogiendo los conceptos del míster. Es un estilo y unas tácticas diferentes”, explicaba Íñigo Eguaras, que ha pasado este miércoles por sala de prensa. El centrocampista reconoce que “está costando un poco”, pero les gustan las nuevas ideas.

Por otra parte, el centrocampista ha hecho un diagnóstico sobre los motivos por los que todavía no se ha logrado una victoria. Y es que, según considera, está faltando “un puntito más de verticalidad y agresividad en campo contrario”. Ese es un aspecto a superar, ya que puede decantar el devenir de un partido.

Aquí se puede hacer una nueva lectura que daría respuesta al por qué de la falta de carburante en el motor zaragocista. Los jugadores que ocupan las partes más adelantadas del esquema, del medio del campo en adelante, son prácticamente todos nuevos. Por ello, el resto del equipo debe “conocer sus virtudes” y así lograr entenderse plenamente.

Ahora toca adquirir la filosofía de jugar sin pensar en nada más allá que en partido presente. “Tenemos que ir apartido a partido, pero sin dejar de lado que somos el Real Zaragoza y nuestro objetivo es el ascenso”, sostenía el navarro en su intervención. En la regularidad de partidos estará el éxito.

Aparece otro problema añadido, como suele pasar cada año en Segunda División: los recién descendidos parecen trasatlánticos enfrentándose a pequeñas barcas. Cuentan con un presupuesto y unas plantillas “de otra categoría”, por lo que el resto de conjuntos no compiten en igualdad de condiciones. Eso sí, los maños mantienen “el mismo objetivo”.

La Federación ha reubicado el partido que disputaban los maños el día del Pilar ya que lo colocaron un lunes. Actualmente no está permitido, por lo que han debido poner un nuevo horario. De esta forma, los maños se medirán al Albacete el próximo domingo a las 18.00 horas.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies