Las estaciones de esquí trabajarán de la mano de Sanidad para garantizar la seguridad en las pistas

Uno de los aspectos donde más atención se pondrá será en evitar que se generen largas filas

Seguridad, tranquilidad y confianza. Son las tres premisas que las estaciones de esquí aragoneses quieren lanzar a todos los visitantes de cara a la próxima campaña de nieve en la Comunidad. Para ello, las tres empresas, Aramón, Astún y Candanchú, van a trabajar “codo con codo” con el Departamento de Sanidad para garantizar que se cumplen todos los protocolos sanitarios.

Así, las estaciones, que, por el momento, no cuentan con previsiones de inicio de temporada más allá del “cuanto antes, mejor”, partirán de un protocolo elaborado por la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (Atudem), que se ceñirá a la situación particular de la Comunidad en cada momento. La consejera de Economía y presidenta de Aramón, Marta Gastón, ha explicado que, bajo ese “paraguas común”, “será cada estación, con sus circunstancias y casuísticas particulares, la que tenga que adaptarse a nuestra realidad”.

Uno de los aspectos donde más atención se pondrá será en evitar que se generen largas filas que dificulten el cumplimiento de las medidas de seguridad e impidan un buen desarrollo de la práctica deportiva. “Si hay algún momento en estas actividades donde pudiera haber alguna preocupación es que se produjeran un importante número de personas en las filas. Ahí tendrán que poner el acento”, ha señalado la consejera de Economía.

No en vano, desde el sector reconocen que esta campaña no se parecerá a la del invierno pasado, como no lo es ninguna actividad, pero prometen que “quien venga debe saber que va a contar con toda la tranquilidad en las estaciones”, ha afirmado Gastón. En este sentido, los servicios de hostelería contarán con las restricciones que impongan desde las autoridades sanitarias. “Cuando vayamos a una cafetería o restaurante, si una autoridad de una región impone un aforo o unas limitaciones de distancia, habrá que cumplirlas”, ha remarcado el representante de Astún, Jesús Santacruz.

Respecto a la práctica de esquí, el protocolo elaborado a nivel nacional se muestra alineado con las normas que se están llevando a cabo en otros países como Francia, Suiza o Italia. “De momento no hay restricciones en el uso de los remontes en las estaciones abiertas en verano. Esa va a ser nuestra posición, aunque lo tendremos que coordinar con las autoridades sanitarias”, ha señalado el gerente de Candanchú, Fernando Montón.

Continuidad del Bono Ski Pirineos

Por otro lado, desde las estaciones no han querido adelantar que vaya a mantenerse el Bono Ski Pirineos, por el cual se puede esquiar en las seis pistas con un mismo fortait, aunque esperan una “fumata blanca” en las próximas semanas. “Es compartido por todos que ha sido un buen bono y como atractivo de cada al sector de la nieve reporta beneficios al sector y es un paso previo para futuro acuerdos comerciales”, ha afirmado Gastón.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies