Ciudadanía y Sanidad apelan a la precaución para proteger estos días a los mayores en residencias

Las consejeras han visitado este miércoles la Residencia Pirineos

“Responsabilidad y muchísima precaución para proteger a los mayores durante los días de puente o de celebraciones canceladas”. Es el mensaje conjunto que han lanzado hoy las consejeras de Ciudadanía y Sanidad, María Victoria Broto y Sira Repollés, en la visita que ambas han realizado al jardín y el gimnasio exterior de la Residencia Pirineos, ubicada en el barrio de Casablanca de Zaragoza. “Desde el día 10 de octubre y hasta el 18 estos centros van a blindarse en todas las localidades de Aragón que celebraban el Pilar con un único objetivo: proteger a los mayores”, ha recordado Broto.

En la misma línea, ha añadido que este cuidado “debe realizarse siempre a través de la precaución y el respeto a las normas: que el virus no llegue a nuestros mayores es una responsabilidad de todos”. En el centro que han visitado las consejeras, acompañadas de la gerente de la Asociación Aragonesa para la Dependencia (Arade), Paquita Morata, viven actualmente 36 personas y, en palabras de Morata, “ejemplifica el modelo más extendido de centros residenciales de Aragón”.

En este sentido, la gerente de Arade ha subrayado que esta entidad agrupa a 82 entidades sociales y mercantiles, 64 de ellas pequeñas y medianas empresas de Aragón, que dan trabajo a 2.500 personas, “residencias que suelen tener una capacidad media de 40 plazas y que brindan la mejor atención a sus usuarios, ofertando un servicio de calidad”, ha dicho la gerente. En el caso concreto de la residencia Pirineos se trata de una empresa familiar que ha pasado de una generación a otra. En Aragón, de los 288 centros residenciales, 121 son pymes.

“Sus trabajadores realizan una gran labor protegiendo a los mayores”, ha subrayado Morata; un esfuerzo que ha glosado también la consejera de Sanidad. “Han llevado a cabo un gran trabajo y con un gran esfuerzo y, ahora, los profesionales y los centros tienen mayor capacidad de respuesta y están mejor preparados. Nosotros también tenemos más recursos diagnósticos y eso nos hace pensar que estamos mejor preparados que durante la primera oleada”, ha dicho Repollés, que ha recordado que se han realizado 50.000 PCR en las residencias de Aragón y que, ahora, trabajadores y usuarios se someten a estas pruebas cuando se detecta un positivo en el centro.

Compromiso con el sector

La consejera de Ciudadanía ha reiterado “la preocupación y el compromiso del Gobierno de Aragón con el sector” y ha recordado que 12 de las 24 medidas de Servicios Sociales que recoge la Estrategia para la recuperación de Aragón hacen referencia a las residencias. María Victoria Broto ha recordado que tanto desde el Departamento de Derechos Sociales como desde el de Sanidad se actúa de forma inmediata en cuanto se detecta un positivo en un centro, con la intervención del 061 y la aplicación de la sectorización y los planes de contingencia.

Una coordinación, ha añadido Morata, “que debe continuar porque es fundamental para las residencias tener esa conexión con la atención primaria y hospitalaria”.

En este contexto, Repollés también destacado la puesta en marcha de la plataforma web del Sistema de Información para Centros Sociales Residenciales sobre Covid-19 (SirCorvid) como ejemplo de “coordinación absoluta”. “Gracias a este sistema podemos intercambiar información de manera ágil y nos permite adoptar las medidas necesarias, tanto en la prevención de la aparición de casos positivos en coronavirus como en el seguimiento de los que se puedan producir, lo que nos permite avanzar en la lucha contra el coronavirus que está afectando de manera especial a las personas mayores y más vulnerable”, ha afirmado.

Desde el pasado 25 de septiembre se han flexibilizado las medidas en los centros residenciales de Aragón para permitir la salida de los residentes a pasear, así como para permitir estancias en el exterior de 10 días como mínimo; siempre que los residentes y sus familias cumplan escrupulosamente la estricta normativa que se ha establecido para regresar y que incluye la realización de pruebas diagnósticas y aislamientos preventivos; así como la firma de declaraciones responsables.

No obstante, esta orden, cuyo texto definitivo se publicó el martes en el BOA, faculta a las residencia a blindarse en periodos en los que habitualmente se celebraban fiestas patronales, como es el caso, la próxima semana de Zaragoza capital y otros municipios aragoneses. Ambas consejeras y también la presidenta de Arade se han detenido en esa responsabilidad personal, clave, han afirmado las tres, para evitar que el virus entre las residencias y para impedir, si esto ocurre, que se propague. “Si respetamos las normas y les protegemos, salvamos vidas”, ha concluido Broto.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies