Los bomberos forestales de Aragón exigen al Gobierno mayor estabilidad laboral y profesionalización

Los bomberos forestales quieren ser escuchados y participar en la elaboración del nuevo operativo de gestión forestal

Los bomberos forestales de Aragón salen a la calle en protesta por su situación precaria y exigen al Gobierno de Aragón estabilidad y profesionalización en sus trabajos. Desde Sarga lo que reclaman además es que los operativos deberían de estar presentes durante todo el año, como dicta la Ley de Montes, y no sólo durante la temporada estival. Las movilizaciones, convocadas por el Comité Intercentros de Sarga, han dado comienzo esta mañana con una concentración frente a la Dirección General de medio Natural y Gestión Forestal del Gobierno de Aragón.

José Ramón Cajal, presidente del Comité, reclama que un medio natural como el que tiene Aragón merece un operativo profesional de prevención y extinción de incendios a la altura, “pero tenemos a trabajadores que no saben cuándo empiezan o terminan de trabajar, o el tiempo que van a estar trabajando”. Los bomberos forestales “viven en una precariedad enorme, a la espera de que el político de turno sea generoso y presente una partida de presupuesto”.

El Gobierno de Aragón ha emitido un presupuesto explícito para gestión forestal de tres millones de euros, que desde el Comité califican de “insuficiente”. “La solución sería que el Gobierno dotara el presupuesto desde principios de año, para saber cuánto vamos a estar trabajando”, explica Cajal, a lo que añade que “el presupuesto de tres millones ha permitido alargar en torno a mes o mes y medio y es para trabajos únicamente de limpieza forestal”.

Leonor Sánchez, delegada de CCOO, denuncia cómo no puede ser que “te digan que el 29 terminas y, cuando llega el 28, te digan que no, que tienes que seguir”.

José Ramón Cajal indica que desde el gobierno “se supone que iban a crear un nuevo modelo de gestión forestal”, pero no saben ni cuándo va a salir dicha resolución ni por qué está tardando en hacerlo. “En un presupuesto como el que tiene el Gobierno de Aragón de 4.500 millones de euros, no costaría tanto esfuerzo una partida a principio de año de tres millones más para gestión forestal”.

Por su parte, David Sanmartín, delegado de CGT y secretario del Comité Intercentros de Sarga, explica que están cansados de que “nos vengan con limosnas”, lo que requieren es estabilidad para todo el año. Sanmartín denuncia además cómo los tipos de contratos que sufren, tanto los eventuales como los fijos discontinuos, son el claro ejemplo de su precariedad. En su caso, como fijo discontinuo, explica que pueden despedirle y contratarle “de un día para otro”. Asimismo, los puestos fijos de vigilancia trabajan solo de 3 a 5 meses y “nadie puede vivir con tres meses de contrato al año”, sentencia Sanmartín.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies